Archive for 22 septiembre 2008

h1

Petrocasas: entre la esperanza y la incertidumbre

septiembre 22, 2008

Uno las escucha conversar y piensa “hablan sabroso”. A las mujeres del Consejo Comunal “Nuestro esfuerzo”, ubicado en Mariara estado Carabobo, les brillan los ojos cuando hablan de cómo han aprendido a mezclar cemento, levantar paredes y pegar pocetas al erigir, por autoconstrucción, cada una de las ciento y pico de viviendas proyectadas para el sector. Descubrieron, de repente, la capacidad creadora de sus manos encalladas tras años de pobreza y exclusión. Y se enorgullecen de contarlo: “Ya no somos las de antes, ahora si queremos podemos”. Esta comunidad es una de las 12 seleccionadas por Pequiven para las primeras experiencias de las “Petrocasas”, programa bandera del ejecutivo nacional para paliar el agudo déficit de viviendas.

A 15 minutos de allí, en Guacara, se inauguró en marzo pasado el conjunto piloto del proyecto: La Comunidad Socialista La Coromoto, la cual ha beneficiado a 458 familias. Y sin duda, como la califican sus vecinas, es la “madre del proyecto”, contando ya con canchas deportivas, ambulatorio, biblioteca e iglesia, así como un Mercal y Simoncito en construcción; servicios que la certifican como un urbanismo con servicios que complementan el hábitat de las viviendas, elevando la calidad de vida de sus moradores. Los anuncios presidenciales estiman que el norte de Petrocasa es la fabricación de 80.000 casas anuales, meta que si se cumple ayudaría a levantar el débil músculo gubernamental en la materia. Ante las altas expectativas generadas por el discurso bolivariano, la deuda social en el sector ha continuado acumulándose. Estimaciones de la ONU para nuestro país han estimado que la falta de vivienda afecta a 13 millones de venezolanos y venezolanas.

Ante la ausencia de un techo propio, tercer problema para los nuestros, la posibilidad de expandir un proyecto de construcción de casas a bajo costo -aproximadamente 40.000 Bs la unidad- constituye la esperanza para que millones de personas excluidas disfruten de su derecho a la vivienda. Pero un proyecto como Petrocasas, antes de erigirse como panacea, debe aclarar algunos nubarrones en su horizonte. El principal versa sobre la presunta toxicidad de sus materiales, tanto para la salud de sus habitantes como para el medioambiente. Esta preocupación ha sido recogida por organizaciones sociales como la Fundación Agua Clara y Provea, quienes recuerdan las diversas advertencias de ecologistas, activistas e investigadores a lo largo del globo acerca de la contaminación generada por el Policloruro de Vinilo (PVC), material estelar de las Petrocasas. Estas alertas ocasionaron que haya sido progresivamente relegado de las utilidades que alguna vez lo popularizaron.

La respuesta de las instituciones promotoras de las Petrocasas ha sido el silencio. Provea ha solicitado, en un recurso de petición, que se divulguen los estudios que demostraran que el PVC utilizado en el proyecto habitacional es seguro para sus habitantes e inocuo para el medio ambiente. Hasta ahora Pequiven ha desestimado olímpicamente la solicitud. Hay quienes han sugerido que su actitud no puede ser otra, debido a que dichas investigaciones, sencillamente, no se han realizado.

En tiempos de altos precios petroleros y grandes recaudaciones tributarias el sentido común estimaría que, ante las dudas, sería preferible ir sobre seguro con casas de bloques y cemento. Y cómo la improvisación ha sido el método gubernamental para allanar otras grandes epopeyas, resquemores y cuestionamientos se encuentran justificados.

Petrocasa recuerda el gusto por la ironía inmanente en el proceso bolivariano. Mario Silva, el aspirante por el PSUV a la gobernación de Carabobo, ha hecho de las casas de PVC uno de los puntales de su campaña electoral. Pero su entusiasmo no llega a los extremos de habitar una de estas plásticas y blancas casas que ya hemos comenzado a exportar. Su nombre figura como uno de los beneficiarios de los apartamentos de la urbanización Bosque Valle en Caracas, una obra oficial recientemente construida en Tazón en una de las montañas que bordea el embalse La Mariposa. Ojalá algún día Venezuela sea de todos. Y las viviendas propias, amplias, seguras y dignas también.

h1

Gente que inventa mundos

septiembre 10, 2008

Me gusta quienes se inventan su propio universo para orbitar en él. Locas, apostatas, enajenados, herejes y prófugos de la policía del pensamiento. Gente que se inventa la vida, y que no espera que sean las circunstancias las únicas que canalicen su energía vital. Individuos sin resignación, ese suicidio cotidiano del que hablaron una vez situacionistas y sesentayocheros.

Un puñado de jóvenes de este desierto multitudinario llamado Caracas experimentan con el sonido y con el ruido. Cultores del arte sonoro, esa “organización espacio-temporal de los objetos sonoros, con intención artística”.  Generan sensaciones, desafiando al silencio. En estos días han presentado un catalogo de sus experimentos en un cd que han llamado “Ars sonus”. Diez tracks de gente como Egroj Zemog, Jorge Gomez, Amarilys Quintero, Ruben D Herzm Ignacio Pérez, Carlos Salazar, Gil Sansón y Sandro Pequeno. El sitio ha sido la Organización Nelson Garrido (ONG), ese oasis de la independencia artística y política que encallado en las arenas aledañas a la Avenida Victoria. Performances con el sonido como protagonista precedieron el acto bautismal, en un rito para iniciados y naufragos del mes de agosto.

La ONG apenas inicia un ciclo de eventos sobre arte sonoro y radioarte, cuya programación puede verse en http://organizacionnelsongarrido.blogspot.com o en http://ekko23.blogspot.com.

h1

La novela de Alejandro Mayta

septiembre 8, 2008

Mario Vargas Llosa:
HISTORIA DE MAYTA
Seix Barral, 1984, Venezuela

(Adquirido debajo del puente de la Avenida Furzas Armadas por 5 Bs f)

Tantas veces escuché a mis amigos “progres” que no leían a Vargas Llosa, que aquella consagración de un autor maldito me condujo a él inexorablemente. Efectivamente, el autor peruano radicado en España es un liberal de armas tomar, pero cuyas reflexiones escritas (sus discursos son menos interesantes) hay que sopesar y escudriñar bien para poder contraargumentar con tino. A veces pienso que eso es lo que mas odian los ñangaras de Vargas Llosa: el que sea inteligente. Recordemos que el autor de “La ciudad y los perros” se inició como escritor desde el bando de la izquierda, con la cual rompió tras la ambivalente postura de sus pares con relación al hostigamiento creciente de los poetas y demas disidentes en Cuba.

Haber estado de lado de los camaradas le dió al escritor una experiencia personal de la particular atmósfera que se respira en los grupos de izquierda. Esta es la trama que subyace en “Historia de Mayta”, un texto a medias entre la novela y el reportaje, publicado en 1984. Alejandro Mayta es un trotskista que vegeta en uno de los tantos grupúsculos que sueñan con la liberación del proletariado desde el altiplano, y que en 1958, en un confuso incidente, fue detenido por un intento insurreccional en el Jauja peruano. Con un majestuoso uso de la primera y la tercera persona, así como de los tiempos narrativos, la novela relata a la vez la epopeya de un escritor intentando recopilar los testimonios del incidente, así como el singular pustch cívico militar intentado en la serranía altiplana. La construcción del personaje principal reitera la fortaleza de la ficción para describir la realidad, desengranando esa particular dinámica y forma de pensar acunada en los grupúsculos de izquierda, sus miserias cotidianas y la extraña y contradictoria urdimbre de alianzas y conflictos con el resto de los partidos zurdos, en la búsqueda de una pureza ideológica tan quimérica como inalcanzable. Historia de Mayta se nos muestra como un largo ejercicio de la brillante narrativa de uno de los protagonistas del boom latinoamericano.

Cada vez que escucho a alguien decir que no lee a Vargas Llosa porque es un derechista pienso, como alguien lo dijo una vez, que más que un argumento esa sentencia es un desierto. La moraleja no se aprende fácil: sin abandonar ninguno de los valores en los que se cree, este es un planeta que se debe congeniar, y vivir, con otros y otras, con gente que piensa -y está en todo su derecho- diferente a uno.  Afortunadamente, para la literatura, Vargas Llosa fue derrotado cuando intentó alcanzar la primera magistratura en el Perú. Sus posturas ideológicas están para discutirlas y refutarlas mil veces. Pero en cambio su prosa está, simplemente, para disfrutarla. Y aunque mal les pese a algunos, sus obras ya tienen un sitio inalterable en el panteón de la buena literatura.

h1

El mutis de Yolanda y otros silencios

septiembre 3, 2008

A pesar de disfrutar de unos pocos días no-laborables, y en los que debia estar lo más lejano posible de la pantalla del computador, la detención del cantante punk cubano Gorki Aguila me devolvió rápido a los malos habitos. Entre lo poco que pudimos hacer, a la expectativa del resultado del juicio que lo exculpó tras multarlo por “desobediente”, fue firmar una carta dirigida a diversos músicos de la isla (http://www.penultimosdias.com/2008/08/27/carta-abierta-a-pablo-milanes-y-otros-musicos-cubanos-a-proposito-de-la-detencion-de-gorki-aguila/) quienes participarían en un concierto al aire libre en La Habana, solicitando su solidaridad con la causa de liberar inmediatamente al punkrocker isleño. Entre los nombres que estuvieron ese 28 de agosto en el “Concierto Antiimperialista” estuvieron Pablo Milanés y Polito Ibañez, dos trovadores ampliamente conocidos en Venezuela. La iniciativa de la misiva estuvo motorizada, entre otras personas, por la poetisa Zoe Valdez, siendo diligentemente entregada a los musicos antes de su presentación al respetable. ¿Su respuesta? fue el silencio.  Ni siquiera porque un puñado de personas tuvieron el arrojo de corear gritos de “liberen a gorki” y ser golpeados por la policía ante la vista de la multitud y los propios artistas. Para Milanés y sus amigos “el mal” estaba cruzando el mar, y así lo hicieron saber en cada una de sus canciones.

Uno debería tener la capacidad de separar la obra creativa de los artistas de sus preferencias políticas, pero la frontera se desdibuja cuando su actividad legitima, de cualquier manera, la opresión contra la disidencia o cualquier minoría. ¿Es posible describir a Silvio Rodríguez como un poeta tras haber sido diputado de una dictadura?. Difìcil cuando las heridas aún supuran bajo los rayos de sol.

El que un músico sea hostigado por las letras críticas de sus canciones debería general la solidaridad automática, sea cual sea su país de origen. En La Habana o en Washington DC. Especialmente de quienes, como él, comparten el deseo de no ser restringidos ni coaccionados en su labor de creación musical. Pronto llegaron los mensajes solidarios de Miguel Bosé y Alejandro Sanz, mientras que en la Dimensión Desconocida se apalancaron los de los propios punks en todo el orbe, o de los “progres” y latinoamericanistas, como el propio Manu Chao o Enrique Bunbury, quienes de cuando en cuando insuflan en la isla su altermundismo y su buena conciencia.

Esos no fueron los únicos escandalosos silencios. Otros, más cercanos, se archivan en la enciclopedia de los valores según convenga, esa que ha generado páginas prolíficas entre nosotro/as. Memorabilia personal en la reconstrucción de afinidades políticas.

Los anarquistas cubano en el exilio han difundido su moraleja, que también nos sirve: La moraleja del denominado “caso Gorki” nos obliga a insistir en la necesidad de enfrentar al Estado cubano como un Estado más, opresor y represivo como todos, defensor de los privilegios de su clase dominante y garante del status quo, abandonando de una vez por todas esa patética excepción a la que siempre apelan las izquierdas autoritarias y los grupúsculos de solidaridad con la dictadura (que no con los cubanos de a pie), cómplices de todas las atrocidades cometidas en la Isla”.

CUERPO V

Periodismo en tiempos de censura en Venezuela

AntipodeFoundation.org

A Radical Geography Community

Red Observatorio Crítico

¡Lucha tu yuca, taíno!

EstaPartituraNoMeGusta!

Lo que leerán a continuación es parte de un trabajo de investigación o tesis que se realizo durante algún tiempo en la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela y que se culmina en junio del 2012. Se han obviado para este blog algunos extractos relacionados al ámbito académico (marco teórico, aspectos técnicos de la carrera). Este blog se publica con la intención de colaborar con la preservación de nuestra historia y nuestro legado musical. Quien quiera consultar la tesis completa puede hacerlo a partir del mes de mayo de 2013 en la biblioteca de humanidades de la UCV bajo el nombre de "Las letras de las canciones de la banda Sentimiento Muerto".

Bitácora Anarquista

Artículos relacionados al anarquismo y el Perú

Guerrilla Translation!

Exporters of fine interlinguistic memes

Crónicas latinoamericanas

Blog colectivo en español y portugués de la revista NUEVA SOCIEDAD

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores