h1

Comprar y vender dólares en Caracas

noviembre 14, 2010

Uno puede explicarlo decenas de veces, pero las personas que no viven en Venezuela entienden poco la situación de las divisas extranjeras en el país, y cómo esta prohibido comprar, vender y hasta hablar de la existencia de un mercado paralelo de “lechugas verdes” entre nosotros y nosotras. Esto ha significado múltiples entuertos y consecuencias, pero nada como las estafas con los procedimientos de trasnsacción que se repiten día a día en las calles de la ciudad. Y para que otros y otras estén avisados, relato una experiencia reciente de un cándido amigo mexicano.

Como lo deben saber los amigo/as que visiten a Venezuela por primera vez, en el país existe un control de cambios. Hay un precio oficial de las divisas, las cuales no se pueden comerciar libremente sino es sorteando una serie de procedimientos burocráticos para acceder a una cantidad limitada regulada por el gobierno. Si lo cambian por bolívares en casas de cambio la tasa oficial es un poco mas de 4 bolívares. Sin embargo, si lo transfieren en otro ladoa bolívares, el precio de la calle es generalmente el doble, de acuerdo a las fluctuaciones del mercado paralelo. Mi amigo, el cuate, caminaba por el centro de Caracas, diagonal a la Asamblea Nacional cuando personas en la calle le ofrecieron cambiar sus divisas a 10 bolívares por dolar. Tentado por la oferta, y ante su necesidad de contar con dinero local, acompañó al señor hasta una mezanina de un centro de tiendas en donde, en un escritorio, se encontraba otra persona. El cuate entrega un billete de 50 dólares que la persona sobre el escritorio toma, arruga con su mano y lo lanza sobre la mesa. El cuate se despabila y piensa qie algo raro ocurre. “Ese no es mi billete”, “Porque lo arrugastes?”. La persona le dice que cuando se arruga y se abre de cierta manera, como lo estaba haciendo el billete en cuestión, significaba que era “bueno”. El cuate igual piensa que el arrugado no era su billete original y así lo expresa, ante lo cual la persona se altera y le pregunta, en voz alta, si estaba sugiriendo que era un estafador. El cuate duda, “¿estare poniendome paranoico?”. En este momento el cambista le dice que debido a que es un billete de baja denominación, se lo cambiarán a 5 bs por dólar, y el cuate dice que no, que ese no era el trato. Le devuelven el billete y en este punto, está seguro que le han dado uno falso. No hay remedio, es su palabra contra la de tres personas que estaban en aquella oficinita clandestina.

Sin embargo, necesita bolívares. Y decide ir a otro sitio cercano a cambiar dinero, tambien en la calle. Allí comprueba que aquel billete arrugado era, efectivamente, una falsificación. Esta vez intenta tener los ojos despiertos, y aunque no le arrugan el resto de su dinero, el modus operandi es básicamente el mismo. En un segundo, con agilidad de prestidigitador, el billete bueno es cambiado por uno “chimbo”. El cuate se siente la persona más ingenua sobre la faz de la tierra. ¿A quién denunciar si él mismo está participando en una actividad tipificada como ilegal? Ustedes imaginense cuantas personas, además de los cambistas truchos, están beneficiándose de la operación en las faldas mismas de la Asamblea Nacional.

Todo el cuento anterior para recomendar que no cambien dinero en la calle. Si vienen por primera vez a Venezuela, con  seguridad mucha de la gente que conocerán sabrán de amigo, amigas y familiares dispuestos a comprar dólares al precio del mercado negro. Porque aca, cuando podemos, todos compramos divisas extranjeras. Es la única manera de proteger nuestros menguados ingresos de una inflación cuyo promedio es, no estamos exagerando, 30% anual.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CUERPO V

Periodismo en tiempos de censura en Venezuela

AntipodeFoundation.org

A Radical Geography Community

Red Observatorio Crítico

¡Lucha tu yuca, taíno!

EstaPartituraNoMeGusta!

Lo que leerán a continuación es parte de un trabajo de investigación o tesis que se realizo durante algún tiempo en la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela y que se culmina en junio del 2012. Se han obviado para este blog algunos extractos relacionados al ámbito académico (marco teórico, aspectos técnicos de la carrera). Este blog se publica con la intención de colaborar con la preservación de nuestra historia y nuestro legado musical. Quien quiera consultar la tesis completa puede hacerlo a partir del mes de mayo de 2013 en la biblioteca de humanidades de la UCV bajo el nombre de "Las letras de las canciones de la banda Sentimiento Muerto".

Bitácora Anarquista

Artículos relacionados al anarquismo y el Perú

Guerrilla Translation!

Exporters of fine interlinguistic memes

Crónicas latinoamericanas

Blog colectivo en español y portugués de la revista NUEVA SOCIEDAD

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: