20/20: Recuerdos de la Soda Stereo venezolana (casi)

20/20
20/20

1
Corrian los primeros años de la década de los 90´s y las grandes disqueras locales intentaron promover “rock venezolano”. Tras el éxito de la generación de los solistas de los 80´s (Yordano, Franco de Vita, etc), para oxigenarse los sellos apostaban a los nuevos talentos, coincidiendo con el boom del rock cantado en español que cruzaba el continente. Esta relación de las disqueras con las bandas fue más conflictiva que otra cosa, pero dos referentes cosechaban un relativo exito (Sentimiento Muerto y Desorden Público), como para continuar buscando la banda que reventara la lista de más vendidos. En 1992 un subsello de Rodven, SPI, lanzó su primer larga duración con 20/20 y su “Sólo dependo de ti”, contando con la producción de Frank Quintero.  

A pesar de contar con una sólida producción y algunos arreglos muy logrados, 20/20 no pasó de este debut. Uno de los temas del disco, Cuanto Mas, sonó con insistencia en algunas emisoras, pero el bajo nivel de ventas y una irregular promoción por parte de la disquera, abortaron lo que pudo ser una banda que prometía mucho más de sí.  A pesar de que la banda, un trio compuesto por Manel, Angel de Taramona y Ulises Millan, contaba con cierta trayectoria bajo otros nombres (Hydra…), quienes frecuentábamos los conciertos de la época preguntábamos de dónde habian salido estos repentinos ungidos con la gracia de un gran sello -bendición que no lograban bandas con más carrera y reconocimiento-. Las malas lenguas llegaron a asegurar que era un grupo de laboratorio. Quizás había un poco de esto, pues eran bastantes las semejanzas con Soda Stereo, la banda que con “La ciudad de la furia” se habia convertido en la puntal del mal llamado rock latino en MTV. El sonido de este primer y único disco de 20/20 era, efectivamente un compendio de los albums “Soda Stereo”, “Signos” y la propia “En la ciudad de la furia”, llegando las similitudes a la temática, manera de componer y abordar las letras y en la forma de cantar.

A pesar de que la mano de Frank Quintero, percusionista local y compositor de gran valía, es evidente a lo largo del disco, brindándole coherencia y cierta densidad al debut, también restó puntos para la banda. 20/20 era demasiado pop para el público de Sentimiento Muerto, Los Prisioneros y Charly García; y demasiado rockero para el público del propio Quintero, Melissa, Aditus y Témpano. Esto se reflejó en las escasas ventas de la placa. Rodven tampoco sabía que hacer con su plantilla de rockeros, limitándose a difundirlos por los medios a su alcance y presentarlos fugazmente en Sábado Sensacional, exabrupto que el público del género no perdonó ni a Sentimiento Muerto. Por último, 20/20 no contó con los favores de un circuito independiente de circulación y presentación a nivel nacional, ni tampoco la posibilidad de alternar con las escuetas visitas de las bandas argentinas que por aquellos tiempos pisaban Venezuela como un escenario menor dentro de las giras latinoamericanas.

Gracias al blog rockzuela.blogspot.com (un blog de rock venezolano que si permite descargar los discos a diferencia del fluctuante salvavinilos.com) el disco de 20/20 se puede descargar de
http://rapidshare.com/files/134666161/20-20_Solo_dependo_de_ti_-_DDED.rar

2
Tras 14 años sin escuchar a 20/20 se recuerda el tiempo en que las bandas locales eran posibilidades de algo. Tambien días en que las cosas parecían ser más sencillas, y podíamos sentir la ilusión de poder tirar todos y todas para el mismo lado. El rock, como todas las esferas de la vida nacional, ha sido rasgado y hecho trizas por la polarización política, esa esquizofrenia que no permite medias tintas ni la experimentación de otros discursos y racionalidades. 14 años de distancia en la que se ha dejado la ingenuidad agazapada, poniendo en su lugar una puesta en guardia contra algo que no entendemos muy bien qué es.