Maquillaje indígena, realidad autoritaria

sabino_pendon
Una triste metáfora. Días previos al 12 de octubre, el alcalde chavista Jorge Rodríguez colgó una serie de pendones en el centro de Caracas haciendo alusión a lo que desde el poder llaman “Dia de la resistencia indígena”, 24 horas en donde se acuerdan que existen pueblos originarios, realizando toda clase de verbenas y espectáculos, bajo la mirada atenta de los medios de comunicación bajo su control. Porque para el poder de turno todas las luchas son eso, un onomástico publicitario del cual se puede sacar partido. Un día después, en lo que es la degradación de un conflicto cuyo origen es la demarcación de territorios, un incidente resulta en dos yukpa muertos y varios heridos, como se puede leer en posts anteriores de este blog. El cacique Sabino Romero es detenido e incomunicado en un recinto militar, cuya denuncia pueden leer en el siguiente párrafo. De las tres fotografías usadas en la comparsa del alcalde Rodríguez, una de ellas es precisamente la de Sabino, como se puede ver en la foto. Mientras su rostro sirve para maquillar de indígena a un ejecutivo populista y autoritario, el Sabino de carne y hueso se le violan todas las garantías al debido proceso, como por ejemplo ser juzgado por la justicia civil y no por la militar.  Para los chavistas los de abajo somos eso, fotografías épicas para carteles publicitarios.

:: Sobre el caso del Cacique SABINO ROMERO IZARRA, de la comunidad Chaktapa de la Sierra de Perijá del Estado Zulia, les informo lo siguiente:

Ayer martes 10 de noviembre de 2009, me trasladé en compañía del colega LEONEL GALINDO, al Comando 121 del Ejército Fuerte Macoa, ubicado en la población de Machiques. Llegamos a las 4:30 pm., con una copia debidamente certificada por la Secretaria del tribunal de la causa Primero de Control de la Villa del Rosario, en la cual se dejaba expresa constancia que somos los defensores privados de los ciudadanos SABINO ROMERO IZARRA y ALEXANDER FERNÁNDEZ. Nos dijeron que esperásemos en un bohío que se encuentra en la entrada del comando y nos exigieron nuestras identificaciones; allí estuvimos esperando hora y media hasta que salió el Teniente Coronel de apellido OLIVO, quien nos dijo que lamentablemente por la hora no podríamos pasar a ver al ciudadano Sabino Romero, porque ellos tenían que hacer contacto previamente con la juez para que certificara que era cierto el contenido del oficio. Nos exigió además copia certificada de nuestra designación como defensores donde apareciera la firma de la Juez, pues la firma de la secretaria no tenía ningún valor. Le comunicamos que veníamos desde Maracaibo (dos horas de viaje) y que tuvimos que ir hasta el tribunal para introducir la contestación a la apelación del fiscal, y nos respondió muy sutilmente que si nosotros no entendíamos estas normas de la institución militar y refutamos estas órdenes, nos podrían detener y abrir una investigación por “Desobediencia a la autoridad y/o Alteración al orden público”.

De igual modo, quiero denunciar que tampoco se ha permitido la entrada a la Defensora del Pueblo en materia de Derechos Indígenas, Dra. LORENA ARCAYA, y la Defensora Pública (con competencia indígena) del cacique Olegario Romero, quien denunció el hecho ante el tribunal de la causa.

No queda duda que estos hechos constituyen una obstáculo flagrante del derecho a la defensa como garantía esencial del debido proceso, consagrado en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en el Código Orgánico Procesal Penal y la normativa internacional de Derechos Humanos que rige en la materia, al no permitir a los abogados de su confianza mantener comunicación directa con sus defendidos. Para el día de hoy no existe ninguna garantía de poder ver a nuestros representados.

Tales hechos son denunciados por esta vía para que se conozca la situación real del caso del cacique SABINO ROMERO, y su situación de “encierro” en una institución militar que no garantiza las exigencias del Convenio 169 de la OIT sobre reclusión de indígenas en procesos penales.

Atentamente,
Ricardo A. Colmenares Olivar
Doctor en Derecho
Abogado Penalista
Despacho de Abogados Homes, Urdaneta & Asociados
Calle 77 (5 de julio) Edif. Torre Financiera BOD, Piso 2 Local 2A, Sector la Lago
Maracaibo, Venezuela
Movil: 0058 (424) 6342986
Ofic:0058 (261) 7933688 – 7930225

4 comentarios en “Maquillaje indígena, realidad autoritaria

  1. Lieber Mael

    NO DESMAYES HERMANO. Estamos contigo en espíritu y si ha de pagar con tu vida, hazlo con dignidad y orgullo, porque nos enorgullece y nos infunde más valor para ser lo que somos. Pueden quitarnos todo lo material pero jamás la libertad de vivir y morir en las tierras que tanto amamos! Vuela más alto, toda la naturaleza es testigo de tan noble sacrificio. ¡Que Viva la Resistencia Indígena!

  2. Pingback: Fiscalía descubre que bala que mató a cacique Sabino fue disparada hace 16 años « El Chigüire Bipolar

  3. Pingback: Nodos & Redes: Alexis Romero, el indígena que criticó a Hugo Chávez | Perdido en Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s