Un 5 de agosto: Se suicida el piloto que lanzó la bomba atómica sobre Nagasaki

Tres días después del lanzamiento de la primera bomba atómica sobre Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, el avión B-29 Bockscar pilotado por Sweeney partió de la isla de Tinian, llevando una segunda bomba atómica -sólo dos se habían construido hasta entonces, después de las que se probaron en Los Alamos, Nuevo Méjico-teniendo como objetivo primario la ciudad de Kokura.

NAGASAKI

Las nubes impidieron la ubicación del blanco primario. El combustible escaseaba y Sweeney, que entonces tenía 25 años, se dirigió al objetivo alternativo, Nagasaki, un importante centro industrial de Japón durante la guerra. Cuando las nubes se abrieron lo suficiente, Sweeney lanzó la bomba conocida como Fat Man (El Gordo).

Fat Man explotó a 500 metros sobre la ciudad, de 240.000 habitantes, a las 11.02 de la mañana. Fue una repetición de los horrores de Hiroshima: resplandor, calor, onda expansiva, radiación; gente sedienta y mortalmente herida saliendo del humo y el polvo y dejando tras sí tiras de piel. La explosión provocó más de 70.000 muertes.

SUICIDIO Y ANIVERSARIO

Paul Bregman, que acompañó a Ch. Sweeney en la misión en que se destruyó Nagasaki, se ahorcó en 1985 en su casa de Los Ángeles. Sus familiares declararon que se encontraba profundamente deprimido por su participación en la masacre y que había anunciado que se iba a suicidar en el 40º aniversario del lanzamiento de la bomba. (http://www.cadenaser.com/internacional/articulo/muere-piloto-lanzo-bomba-atomica/csrcsrpor/20040719csrcsrint_8/Tes)