Justo como el cielo, The Cure

“Muestrame, muestrame, muestrame como haces ese truco,
el que me hace gritar” ella dijo.
“El que me hace reir” ella dijo, y tiro sus brazos alrededor de mi cuello.
“Muestrame como lo haces, y te prometo,prometo que,
escapare contigo, escapare contigo”.

Dando vueltas en ese vertiginoso precipicio,
bese su cara y su cabeza,
y soñe sobre todas las formas diferentes que tenia para hacerla brillar.
“¿Por qué estas tan lejos?” ella dijo,
“Por qué jamas sabras que estoy enamorada de ti, que estoy enamorada de ti”.

Tu,suave y unica,
tu, perdida y sola,
tu extraña como los angeles,
bailando en los oceanos mas profundos,
chapoteando en el agua, eres como un sueño.

La luz del dia me dio una forma,
debi haber estado dormido por dias,
y moviendo mis labios para respirar su nombre,
abri mis ojos.
Y me encontre a mi mismo solo,solo,
solo sobre el creciente mar,
que robó a la unica chica que ame,
y la ahogó en lo profundo de mi.

Tu, suave y unica,
tu, perdida y sola,
tu, tan solo como el cielo.

Caficultores del país exigen precio justo al gobierno


Jorge Luis Angulo no es un oligarca ni un terrateniente. Toda su vida ha sido un campesino que ha vivido de la siembre del café. Desde hace 18 años forma parte de la organización “Justicia por una mano amiga”, que defiende los derechos humanos en Chabasquén, estado Portuguesa. Recientemente el y sus pares estuvieron en Caracas para pedirle al Ministerio de Tierras precios justos para su producto, pues el actual precio no cubre los costos ni deja beneficios para miles de familias que viven de la siembra del café. Escuchen su testimonio a continuación:

http://www.ivoox.com/declaraciones-jorge-luis-angulo_md_409021_1.mp3″ Ir a descargar

Desde Lara sistematizan y divulgan la reflexión popular sobre la impunidad en el país (II)

Rafael Uzcátegui

En un artículo anterior resaltábamos la especificidad del reciente libro “Impunidad policial en Venezuela 2000-2009” del investigador y miembro del Comité de Víctimas contra la Impunidad de Lara Pablo Hernández Parra. En esta oportunidad queremos comentar parte de su contenido.

Hernández comienza su argumentación caracterizando el problema de la violencia en Venezuela con los datos disponibles: “En 1976 se cometieron 1.028 homicidios en todo el país, estos crecieron hasta alcanzar los 4.550 en 1998. En 23 años la tasa de homicidios pasa de un 7,95 % en 1976 a 19,43 % en 1998. Para finales del siglo pasado la violencia social en Venezuela se había convertido en un problema de salud pública al superar la tasa de homicidios el 12%, nivel según el cual, un país o región enfrenta un grave problema de violencia. A partir de 1999 esta tendencia experimenta un salto, los homicidios pasan de 4.550 en 1976 a 16.047 en el 2009 y la tasa aumenta vertiginosamente de un 19,43% a un 56,54%”. El investigador hace en consecuencia dos preguntas claves: “¿Cómo explicar que en 23 años la tasa de homicidios creció en un 250% y en tan solo 10 años esta tasa prácticamente se triplica?, ¿Qué ha ocurrido en diez años para que se disparen de esta manera la violencia y los homicidios en Venezuela, cifra que no tiene comparación con situaciones similares o peores vividas en otros países del continente?

El autor comienza a trazar el mapa de la desprotección en el país haciendo una afirmación gruesa: “El poder del Estado es ante todo tener impunidad”. Citando números oficiales, revela que “en el año 1998 por cada 100 homicidios se detenían a 110 sospechosos o imputados, pero en el año siguiente las detenciones bajaron a 58, en el 2000 descendieron a solo 18 detenciones por cada 100 homicidios cometidos, hasta llegar a la insólita cifra de 9 detenciones por cada 100 homicidios con la que cerró el año 2009”. La conclusión es tajante: “Según estas cifras el grado de impunidad es del 91 %, lo que significa que los asesinos en Venezuela, tienen por cada 100 homicidios el 91% de probabilidades de cometer un “crimen perfecto”, por cuanto ni siquiera serán detenidos y menos juzgados”.

Pablo discute, acompañado de las cifras, la afirmación que reza que el aumento de la violencia se encuentra aparejado a la disminución de funcionarios policiales activos: “En 1990 existían sólo 22 policías uniformadas, las 101 restantes fueron creadas posteriormente. Este incremento fue consecuencia del proceso de descentralización (…) La tasa policial para Venezuela es de 281 policías cada 100.000 habitantes. No obstante, la tasa asciende a 457 si toma en consideración a los funcionarios de la Guardia Nacional, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminológicas y el Cuerpo de Vigilantes de Tránsito Terrestre (…) En 1990 existían 22 cuerpos policiales en el país, que se incrementaron a 95 en el 2003, luego aumentaron a 114 en el 2005, llegando a 123 en el 2008. En ese periodo el número de cuerpos policiales en Venezuela se multiplicó en 5,6 veces”.  Ante el incremento de los cuerpos policiales en el país, aparejado con el aumento del número de homicidios, es evidencia suficiente -para el activista- sobre el fallo de la concepción meramente represiva para la disminución de la inseguridad y la violencia. Al contrario,  recuerda las propias estadísticas oficiales donde se reconoce la alta cifra de funcionarios vinculados a hechos irregulares, haciendo un cálculo sobrecogedor: de cada mil policías identificados en delitos de violación de derechos humanos sólo uno será detenido e investigado.

Ante lo anterior Hernández rechaza la tesis que pone el énfasis en la política de educar y formar a los cuerpos policiales y militares en valores humanistas como panacea a la inseguridad. Leamos su argumento: “Aunque entre los estados pilotos de estos programas están Anzoátegui, Distrito Capital, Aragua, Zulia, Táchira, entre otros, estas entidades federales siguen encabezando las listas de ejecuciones policiales en el país”.

Mediante cuadros, análisis y reflexiones el miembro del Comité de Víctimas contra la Impunidad de Lara sostiene que las políticas aplicadas en materia de inseguridad y la actuación de los funcionarios policiales y militares no sólo han sido cuestionables en los órganos nacionales y regionales del oficialismo, sino también en las gobernaciones y alcaldías identificadas como de “oposición”. Para el activista han sido tristemente ejemplificantes las actuaciones de mandatarios locales como Tarek William Saab, Didalco Bolívar, Eduardo Manuitt y Manuel Rosales.

Reiteramos que la gravedad de la inseguridad ciudadana, la violencia y la impunidad ya no resisten explicaciones banales, superficiales o conspirativas. Las medidas para revertirla surgirán de un análisis riguroso del país que hemos sido y del proyecto de futuro que construiremos entre todos y todas, sin exclusiones. Algunas voces comienzan a sistematizar sus reflexiones, como en este caso un actor social que desde el año 2004 acompaña a las víctimas y denuncia las situaciones en el estado Lara. En la próxima entrega la última parte de los aspectos a resaltar de la investigación “Impunidad Policial en Venezuela: 2000-2009” de Pablo Hernández Parra. (Correo del Caroní, 25.10.10)

El nóbel de Literatura y Vargas Llosa

Hay veces que la mejor opinión es el silencio. En los días pasados leí demasiados artículos tristes y lamentables de personas, algunos se llamaban a si mismos escritores, que intentaban demostrar que Vargas Llosa no se merecía el Nóbel de Literatura que la Academia Sueca tuvo a bien entregarle este año. La mayoría le endilgaba una cantidad de adjetivos que no voy a discutir aquí, pero que tenían más que ver con sus posturas políticas que con su obra literaria, como si fuera que le estuvieran galardonando con el Premio Carlos Marx al progresista del año. Muchos de mis conocidos, recuerdo, me han dicho ene veces que no leen al peruano “por derechista” y yo lo lamento, por ellos y por su universo literario particular. Para mi es tan equívoco como quien dice que no escucha a Celia Cruz por “anticastrista” y “reaccionaria” -y al escuchar esto para mis adentros siempre recuerdo que una cosa como la Fania, que ellos no discuten y adoran, por diferentes razones, sólo fue posible en Estados Unidos-.

Afortunadamente, gente que respeto sabe diferenciar las cosas y a pesar de no compartir el liberalismo económico del autor de La Fiesta del Chivo, no dudan un ápice en reconocer que razones literarias sobraban para quitarse el sombrero ante Vargas Llosa. Por ejemplo, el iconoclasta Domingo Alberto Rangel (¿hay que aclarar que “padre”?) en una divertida entrevista reciente que pueden leer ACA. Un segundo caso a resaltar sobre el tema ha sido el autor de una de mis novelas favoritas sobre la Guerra Civil Española, cuya adaptación al cine por cierto corrió con mucha fortuna, para gracia de los cinéfilos, el cine y la propia literatura: Javier Cercas, de “Soldados de Salamina”. Agradezco a Kami por hacerme llegar el texto, que comparto a continuación:

La izquierda y Vargas Llosa
JAVIER CERCAS
17/10/2010

http://www.elpais.com/articulo/opinion/izquierda/Vargas/Llosa/elpepiopi/20101017elpepiopi_4/Tes

Ahora que han pasado unos días desde la concesión del Nobel a Mario Vargas Llosa ya podemos decir lo obvio: el premio tiene la importancia que tiene, pero nada más. Nada más, claro está, para la obra de Vargas Llosa, a la que ni quita ni añade una coma, no quizá para sus lectores ni para la Academia Sueca, que a juicio de muchos lo necesitaba con urgencia: al fin y al cabo, desde el punto de vista estrictamente literario este premio solo es, como ha dicho Rodrigo Fresán, un retorno a la cordura. Así que, aunque el Nobel no cambie en nada lo esencial, al menos hay que celebrar ese retorno; un retorno que, además, ha provocado interesantes efectos secundarios. Por ejemplo, la alegría indisimulable de los lectores corrientes de Vargas Llosa, muchos de los cuales parecían recién salidos del armario tras un largo encierro: de hecho, a ratos daba la impresión de que a todos les hubieran dado el premio, y de que para ellos sí era importante. No es algo tan frecuente, desde luego; no es algo que yo notara por ejemplo cuando se le conceció el Nobel a Cela, cosa que puede deberse solo a que los méritos literarios de Cela no son equiparables a los de Vargas Llosa, y no necesariamente a que esos lectores sintieran que Cela era un hombre opuesto a Vargas Llosa en casi todo, pero sobre todo en esto: aunque casi siempre pareció nadar contra corriente, Cela siempre o casi siempre nadó a favor de la corriente. Ese es otro de los efectos secundarios que ha tenido el premio: ha mostrado de nuevo que, aunque a algunos les parezca que nada a favor de la corriente, Vargas Llosa siempre o casi siempre ha nadado contra corriente.

Uno de los comentarios que más hemos leído estos días en los periódicos a propósito del nuevo Nobel ha sido el siguiente: “Admiro sus obras, pero no siempre comparto sus ideas”. Dicha así, la frase es extraña, o a mí me lo parece: si ni siquiera comparto siempre mis propias ideas, ¿cómo voy a compartir siempre las de otra persona? Pero en el fondo todos sabemos que la salvedad alude a algo distinto: al hecho de que Vargas Llosa es considerado, en tanto que intelectual -es decir, en tanto que escritor que interviene con sus escritos en la cosa pública-, como un conservador, como un hombre de derechas, si no como un reaccionario o como un autoritario. La prueba es que los matices a su premio siempre los ha puesto la izquierda, mientras que la derecha lo ha recibido como un premio a uno de los suyos; mejor prueba aún es el hecho de que esa reputación es la causa más probable de que la Academia Sueca solo le haya dado este año un premio que merecía desde hace 30. Pues bien, lo que habría que decir de entrada sobre este asunto es que, sea o no un intelectual de derechas, Vargas Llosa es un intelectual singular. Primero porque siempre ha servido a las causas que defiende y nunca se ha servido de ellas. Segundo porque siempre está dispuesto a contrastar sus ideas con la realidad y, si la realidad lo exige, a rectificarlas. Tercero porque en su evolución política desde las simpatías revolucionarias de su juventud hasta el liberalismo actual hay una coherencia profunda, como comprobará quien se dé el gusto de leer los volúmenes sucesivos de Contra viento y marea, donde entre otras cosas hallará una descripción razonada de esa trayectoria y, por ahí, un instrumento indispensable para entender la vida intelectual de los últimos años. Y cuarto -esto es un corolario de lo anterior, y quizá también lo más importante- por una cuestión digamos de estilo. Como pensador, como polemista, Vargas Llosa es un liberal de verdad: nunca confunde, según diría Alejandro Rossi, un error intelectual con un error moral; es decir, nunca ataca a las personas sino a las ideas de las personas -nunca considera que un hombre equivocado es un hombre inmoral-; y, cuando ataca las ideas, nunca lo hace caricaturizándolas, es decir debilitándolas, lo que en un pensador es síntoma de intolerancia y de impotencia, cuando no de vileza, sino exponiéndolas con la máxima fuerza, rigor y nitidez para luego lanzarse a refutarlas en buena lid y en campo abierto. Esto no es de derechas ni de izquierdas, ni reaccionario ni progresista: esto es algo que está mucho antes que todo eso y se llama honestidad y coraje.

Pero hay más. El mejor artículo sobre Vargas Llosa que he leído tras la concesión del Nobel apareció en este periódico y lo firmó Juan Gabriel Vásquez, que no en vano es un heredero legítimo de Vargas Llosa (háganse un favor y compruébenlo leyendo su novela Los informantes). El artículo se titula El malentendido Vargas Llosa y, como corre el riesgo de haber quedado enterrado entre la hojarasca que hemos publicado otros, me permitiré recordar su contenido. Vásquez sostiene que solo quien no ha leído a Vargas Llosa o lo ha leído con anteojeras puede afirmar que es un intelectual de derechas o conservador, no digamos reaccionario o autoritario, porque la verdad es que “pocos como Vargas Llosa han defendido las ideas que la mejor izquierda ha reclamado tradicionalmente para sí”. No solo lo ha hecho en sus novelas, furiosos alegatos contra el fanatismo, contra el autoritarismo, contra el militarismo, sobre todo contra los abusos del poder; también lo ha hecho en sus ensayos y artículos, donde ha defendido la libertad individual, el derecho al aborto, la igualdad para los homosexuales, la legalización de la droga y donde ha atacado el nacionalismo de cualquier especie (y no solo, paisanos catalanes, el nacionalismo catalán). Por supuesto, no todas las ideas de Vargas Llosa -y en particular su liberalismo económico, por cierto menos radical y desde luego mucho menos ingenuo y más elaborado de como lo pintan sus detractores- parecen inmediatamente útiles o aceptables para la izquierda; pero lo que me parece seguro es que es imposible que la izquierda salga del atasco ideológico y la consiguiente parálisis práctica en que lleva mucho tiempo metida si no es capaz de discutir con seriedad ideas como las de Vargas Llosa, si no deja de demonizarlas sin esforzarse en entenderlas, si no olvida sus nostalgias autoritarias y su complacencia con tiranías y nacionalismos, si no acepta sin resignación que no hay justicia sin libertad y no entiende con entusiasmo que la democracia debe conseguir que libertad y justicia, esas dos verdades contradictorias -por usar la expresión de Isaiah Berlin que aprendimos en Vargas Llosa-, acaben conviviendo con armonía. Regalarle Vargas Llosa a la derecha es un pésimo negocio para la izquierda, igual que fue un pésimo negocio regalarles Orwell y Camus, que nunca quisieron saber nada de la derecha. De ahí, me parece, vienen muchos de los males del pensamiento de la izquierda: de su sectarismo, de su rigidez, de su miedo a salirse del camino trillado, de su miedo a afrontar la realidad como es para cambiarla, de su miedo a la izquierda autoritaria, obsoleta, fracasada y cerril que parece la mala conciencia de la mejor izquierda. En cuanto a mí, solo diré que si la izquierda no es capaz de atender a las razones de Vargas Llosa y hacer suyo lo que tiene de izquierdista -igual que si no es capaz de hacer suyo lo que tienen de izquierdistas Orwell y Camus-, que empiece a pensar en borrarme de la lista.

La autogestión y el apoyo mutuo son más fuertes que la oscuridad

Durante el domingo 17.10.10 la Organización Nelson Garrido (ONG) participó, con un puesto profondos, en el mercado “Corotos Cul” de la Plaza Alfredo Sadel de Caracas. Semanas antes habíamos convocado a nuestros amigos, amigas y cómplices a que nos donaran cosas para colocar en el stand. La respuesta fue cálida y entusiasta. Las paredes del número 5 de la Carmencita arroparon los aportes grandes y pequeños de decenas de manos solidarias. Gracias a ellos pudimos abarrotar un mesón en la zona verde del mercado, con el que recolectamos una suma generosa que nos ayudará en los gastos corrientes de la ONG en estos meses de crisis. A todos y todas, convencidos de la valía de un espacio independiente para la cultura, la imagen y el deseo político en una ciudad como Caracas, muchísimas gracias. Su desinterés hace que nos lata con más fuerza el pecho.

Antes que acabe el año seguiremos inventando respuestas al desierto y la modorra. Quizás convoquemos a una nueva jornada de donación de tesoros con forma de cacharros, quizás a una cata benéfica, con seguridad a una nueva conspiración de la esperanza. A pesar de la tormenta, tenemos el viento a favor. Y la amistad de mucha gente valiosa, que por si sola ya es demasiado. Nuevamente gracias

Organización Nelson Garrido

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Errores y derecho a réplica

A raíz de una información inexacta circulada por Provea en listas de e-mail, Tal Cual publicó en su sección “Por mi madre”, la nota titulada “Censura CCS”. Ratificamos que el error por esta noticia incierta es responsabilidad íntegra de Provea y no del equipo de Tal Cual. Reiteramos nuestras excusas, tanto con el periódico como con sus lectores y lectoras.

Resumimos: Publicamos del autor un texto de opinión que calificaba como inaceptable el ejercicio parlamentario de José Sánchez “Mazuco” y Roger Cordero Lara por su vinculación con violaciones a los derechos humanos. Días después,  el mismo artículo idéntico en puntos y comas, fue divulgado por el diario impreso de la Alcaldía Libertador, Ciudad CCS, pero sólo con las referencias al primero y obviando a Cordero. Provea realiza un permanente monitoreo de medios sobre los temas que trabajamos y durante años sobre la Masacre de Cantaura. Ante la realidad, comprobable, de la exigua divulgación del matutino de las denuncias sobre el aval a la impunidad otorgado por el PSUV al postular a uno de sus autores materiales, nuestra conclusión fue “Ciudad CCS recortó el artículo”. Armamos un texto donde incorporamos ambos escritos y lo circulamos entre correos conocidos. Al enterarnos que el recorte era obra del propio autor, inmediatamente asumimos el error e informamos lo sucedido en nuestro sitio web conversando, además, con el director del periódico para expresarle nuestras disculpas. Al día siguiente, Ernesto Villegas publica el texto “La mentira de Provea contra Ciudad CCS” donde nos reclama el error y extrapola algunas consideraciones que debían ser aclaradas.

El 14.10.10 remitimos un derecho a réplica, lamentando y reconociendo nuevamente el error  producto del análisis a la escasa cobertura en la vinculación Roger Cordero y la Masacre de Cantaura, y exhortando a un trato equitativo en beneficio de las víctimas. El 15.10.10 la réplica no solamente fue mutilada, su director, la publicó añadiéndole comentarios bajo el nombre “Crónica de un infundio anunciado”, desvirtuando la naturaleza del escrito y, a su vez, haciendo señalamientos contra Tal Cual. La réplica puede consultarse en http://www.derechos.org.ve/proveaweb/?p=7465

A la pregunta de diversos emails y llamadas telefónicas acerca de si hubo autocensura para complacer la línea editorial del diario, sólo su autor puede responderla con propiedad. Personalmente puedo agregar lo que he aprendido en Provea: 1) La visibilización y defensa de las víctimas es prioridad y nunca matizaremos nuestro discurso para complacer a medios de comunicación y 2) Utilizaremos un lenguaje cónsono y enaltecedor de los derechos humanos. De los errores se aprende. Los actos hablan por si solos. La interpretación realizada sobre el derecho constitucional a la réplica es suficientemente reveladora sobre el “periodismo necesario”. (Tal Cual, 20.10.10)

Desde Lara sistematizan y divulgan la reflexión popular sobre la impunidad en el país (I)

Rafael Uzcátegui

En días recientes ha aparecido el libro “Impunidad Policial en Venezuela: 2000-2009”, realizado por el profesor universitario, investigador y activista social Pablo Hernández Parra. Esta obra, que realiza un balance de la relación entre organismos policiales, violación a los derechos humanos e irregularidades en el sistema de administración de justicia venezolano es una obra singular por varias razones. Una de ellas porque es una reflexión producto de una lucha popular concreta contra la impunidad policial. Hernández ha sido uno de los promotores del Comité de Víctimas contra la Impunidad del estado Lara (Covicil), una organización que desde el año 2006, aglutina a las  víctimas de abuso policial y sus familiares en la ciudad de Barquisimeto, que ante la falta de recursos para contratar abogados y abogadas que los defiendan, han ejercido lo que en las ONG´s llamamos “uso alternativo del derecho”: mediante la solidaridad y el apoyo mutuo, cimentados por el dolor, personas humildes han manifestado y presionado juntos contra las diferentes instituciones del Estado en la búsqueda de justicia. El Covicil, según sus propias estadísticas, ha defendido casi 400 casos, de los cuales apenas 3 de ellos han podido conseguir una condena firme contra los responsables. Es por ello que si alguna organización del país puede hablar con propiedad sobre la impunidad es, precisamente, este Comité.
Seguir leyendo “Desde Lara sistematizan y divulgan la reflexión popular sobre la impunidad en el país (I)”

Ciudad CCS, Mazuco, Róger Cordero, Ernesto Villegas, Provea y este servidor…

Sobre la información publicada en Ciudad CCS en esta dirección, divulgo el derecho a réplica que remití hoy 14.10.10. Lo posteo para conocimiento de la gente que pregunta sobre el suceso…

:: Caracas, 14.10.10

Lic Ernesto Villegas
Ciudad Caracas

Reciba un cordial saludo de mi parte. En virtud del ejercicio del artículo 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, deseo hacerle llegar mi réplica y comentarios, a título personal, al artículo publicado por su persona en Ciudad CCS del 14.10.10, titulado “La mentira de Provea contra Ciudad CCS”. Usted tiene absoluta razón cuando cuestiona el error de nuestra parte en haber difundido una información errónea y no haber corroborado con la fuente original la naturaleza de nuestras aseveraciones. No  vamos a justificar lo injustificable. Sin embargo, en su respuesta hace algunas afirmaciones inexactas:

1) Como se le comunicó por teléfono la denuncia inicial, no fue publicada en nuestro sitio Web como se sugiere en su texto.  La misma circuló por listas internas de correos electrónicos en las que se discute sobre derechos humanos.

2) Nadie “pasó un dato chimbo a Provea”, teníamos dos artículos escritos por la misma persona. El primero y más extenso enviado por su autor a través de correo electrónico y publicado completo en nuestra página Web el día 04/10/2010, y un segundo artículo idéntico salvo en las omisiones, conseguido  producto del monitoreo diario de investigación que se efectúa al Diario Ciudad CCS. Por tanto, fuimos nosotros los que al cotejar ambos artículos sacamos, en este caso, una conclusión errónea.

3) Conclusión influida por el hecho, comprobable, de la deficiente cobertura periodística de Ciudad CCS ante las denuncias realizadas por diferentes organizaciones populares y sociales sobre la participación del diputado electo por el PSUV, Roger Cordero, en la Masacre de Cantaura, hecho que consta en el expediente sobre el caso y que ha sido reconocido por el propio Cordero. Basta con colocar en el buscador del diario que dirige las palabras “Roger Cordero Lara” y con excepción de los artículos relacionados al correo errado, no existe ningún otro que haga referencia al caso. Igual resultado ofrece el archivo de Ciudad CCS  con relación a la Masacre de Cantaura, en ninguno de los artículos posteados hay referencia al Diputado y su relación al hecho. Solamente aparece su nombre en el artículo “Bases del PSUV escogieron delegados para el Congreso Extraordinario” sin ninguna nota al respecto de la Masacre de Cantaura. Tal omisión es verificable en los textos que publicaron el 04.10.10, en el aniversario de la Masacre. No pedimos que esta noticia sea más o menos relevante que el caso similar, diputado José Sánchez “Mazuco”, acusado también de violar derechos humanos, y que reconocido por nosotros tiene 6 artículos importantísimos sobre su actuación en el archivo de Ciudad CCS, sino que también pudiera ser difundida en igualdad de condiciones. Las víctimas directas e indirectas dada la gravedad del aval a la impunidad en el caso Masacre de Cantaura, merecen una cobertura de mayor calidad que una referencia menor a una entrevista referida por usted y que no aparece dentro del archivo de Ciudad CCS al buscarla. Sin embargo, nos sentimos satisfechos si nuestra inexcusable torpeza sirve para que su diario sea, sin mediaciones, la voz de las víctimas y denuncie más abiertamente la responsabilidad en los hechos del diputado Roger Cordero Lara, del PSUV, con lo que al final saldría ganando de todo este terrible malentendido el periodismo y la vigencia de los derechos humanos en nuestro país.

Provea en sus 21 ha denunciado las violaciones de los derechos humanos de todos los gobiernos, nacionales y locales, independientemente de su color político. A pesar de las descalificaciones lo hicimos en el pasado, lo hacemos en el presente y lo seguiremos haciendo en el futuro.

Saludos cordiales

Rafael Uzcátegui
Coordinador de Investigación de Provea

Participación, la autoría universal, y cambio social

Navegando por la web tropecé con este interesante texto del blog El Oso, acerca de la potencialidad y límites de la llamada web 2.0. Copio y pego la última parte del post.

:: Hacia La Autoría Universal

Antes de la imprenta, los europeos dependieron de los sacerdotes para saber lo que había dentro de un libro. Hoy simplemente abren el libro y empiezan a leer. Es una diferencia fundamental y revolucionaria.

Pero los escribientes protestaron. Dijeron que, con la imprenta de Gutenberg, es tan fácil publicar y distribuir libros que una persona ya no podía confiar lo que leyó en un libro, que la gente no sabía como elegir lo que debería leer. Incluso Martín Lutero, la persona que benefició más que cualquier otra persona de la imprenta gutenberg dijo: “La multitud de libros es un gran mal. No hay ninguna medida de límite a esta fiebre por la escritura.” Son las mismas reflexiones que escuchamos hoy con respeto al internet.

La imprenta de Gutenberg, dio lugar a una europa que hoy tiene un nivel de alfabetismo que es casi cien por ciento.

Dos académicos estadounidenses, Denis G. Pelli y Charles Bigelow, muestran que estamos marchando lentamente por un camino hacia la “autoría universal.”

autoria universal

En su investigación, comparan el aumento de los autores de libros publicados al año desde 1400 hasta hoy con el aumento de autores de blogs, los autores de Facebook, y los autores de Twitter. Como se puede ver en el gráfico, se tomó 600 años para llegar a un millón de autores de libros al año. Por el contrario, sólo tardó cinco años en llegar a un millón de autores de los blogs, tres años para llegar a un millón de autores de Facebook, y dos años para llegar a un millón de autores de Twitter. Hay que preguntar, que viene después de Twitter?

El mundo ha cambiado fundamentalmente gracias al alfabetismo y ya sabemos que va a cambiar fundamentalmente por la “autora universal.”

Cuatro observaciones sobre el Web 2.0 para el cambio social

Quería revisar la historia de la imprenta porque me parece un recuerdo importante que el cambio social siempre llega mucho más después de la invención de una nueva tecnología. El impacto de cada nueva tecnología siempre depende en los usos y las reglas que nosotros creamos. La radio puede enseñar a un pueblo como protegerse de la malaria. O puede contribuir al genocidio como sucedió en Rwanda. La agricultura industrializada puede alimentar a todos o puede causar la obesidad. Siempre depende de nosotros.

Así que hoy, brevemente, quiero revisar cuatro observaciones básicas del Web 2.0 y unos proyectos que ejemplifican lo bueno y malo de cada observación.

Primera observación: Los nuevos medios bajan el costo de producir, remezclar, y distribuir contenidos de alta calidad.

Vimos esto en marzo cuando Greenpeace en Inglaterra hizo un video muy bueno, pero también barato, para difundir información sobre el hecho que Nestle usa productos de aceite de palma que contribuye a la deforestación en Indonesia y Malasia. Como todas las empresas grandes, Nestle tiene una pagina en Facebook y miles de personas llegaron a su pagina para dejar comentarios de protesta. Al principio Nestle respondió borrando los comentarios y criticando los usuarios de Facebook. Unas semanas después y Nestle pidió disculpas y anunciaron que ya no van a usar productos que vienen del bosque lluvioso. La lección de esa campaña es usar creatividad, difundir la información por canales múltiples, y coordinar acciones a nivel local y mundial.

Por supuesto anunciaron la nueva política como si fuera su idea, pero eso no es lo que importa.

La campaña contra Nestle muestra el bueno de que hoy es tan fácil producir y distribuir contenidos de alta calidad. Pero la tendencia tiene un peligro también. Por uno, es demasiado fácil crear campañas que no resultan en nada. Por ejemplo, firmar una petición que no va a hacer ningún cambio. O cambiar la imagen de tu perfil de Facebook o Twitter para mostrar tu apoyo a una causa. Esas acciones no hacen daño, pero no hacen cambio social tampoco. Segundo, ahora es tan fácil crear una campaña por nuevos medios que muchos recibimos más que 20 correos al día sobre varias campañas. Y lo que pasa es que no prestamos atención a ninguna.

Segunda observación: El Internet es una plataforma (casi) sin fronteras:

Vimos esto el mes pasado cuando Jason Sadler, un americano, hizo una campaña por Twitter llamado One Million T-shirts, o un millón camisetas. La idea fue pedir usuarios de Twitter por sus camisetas usadas y enviarlas a Africa, un proyecto muy tonto, pero con buenas intenciones. Cuando algunos usuarios de twitter en africa se enteraron de la campaña, las pocas personas que andan en dos culturas, que hablan dos o mas idiomas. Son los puentes importantes que cruzan las brechas que nos dividen.

Tercera observación: Hay una sobreabundancia de información pero no de conocimiento.

Nada está aumentando más en nuestro mundo que la información. Cada año los académicos estiman el crecimiento de información en el internet y cada año la cifra actual supera lo que habían esperado. Para comunicar información efectivamente hay que crear visualizaciones como esta que muestra el uso de transporte público en varios países. Con una gráfica se comunica la misma cantidad de información que tres paginas de texto.

Lamentablemente, lo que hacen la mayor parte de los sitios web con mucha información es simplemente agregar y presentar todos los datos. Como humanos no podemos digerir tanta información y vamos a otro sitio. Hay que aumentar nuestro conocimiento sin abrumar nuestro capacidad de comprender la información. Tenemos que ser más selectivo en lo que publicamos, lo que leemos, lo que compartimos.

Cuarta observación: El internet es para gatos, porno, peleas, y quejas.

Si creen que todos los usuarios del internet están conectados para mejorar el mundo, pronto van a estar deprimidos. Se van a dar cuenta que el internet es para gatos, prono, peleas, y quejas. Porque el internet somos nosotros, y nosotros somos humanos. Siempre es más fácil quejarse que resolver una problema. Por eso, cuando vamos a los cafés, y cuando comemos con nuestros familiares, todos se están quejando, pero pocos hablan de como están resolviendo los problemas.

Hay un sitio de Malasia que se llama Penang Watch. Es un lugar para reportar y coleccionar quejas a cerca del municipio y su gobierno. Los voluntarios que administran el sitio tienen un proceso definido de como gestionan las quejas que reciben. Más que 50% de las quejas se resuelvan. Es impresionante ver como un pequeño sitio web como este ha transformado y mejorado el gobierno municipal de Penang.

Siempre es más fácil ser cínico que trabajar duro. Pero hay que recordar que el cinismo es idealismo que no sabe como expresarse, que no sabe como implantar la visión que muchos queremos para nuestra sociedad. Nuestro reto es pensar profundamente de como podemos y debemos aprovecharse de nuevas herramientas para convertir el cinismo en acción sostenible.

El internet ha existido por 40 años. El web 2.0 ha existido por un poco mas que 5 años. Pero el impacto social apenas ha comenzado y depende en nosotros como será el impacto.

Preguntas frecuentes sobre la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar (LCAM)

Rafael Uzcátegui

1) ¿Por qué la LCAM es inconstitucional?

– Los artículos 1 y 6 de la LCAM establecen como un deber de todos y todas las venezolanas cumplir con el servicio militar, lo cual contradice el artículo 134 de nuestra Carta Magna, que determina: “Toda persona, de conformidad con la ley, tiene el deber de prestar los servicios civil o militar necesarios para la defensa, desarrollo y preservación del país…”. Nuestra Constitución es clara al estatuir como no obligatorio la prestación del servicio militar.

2) ¿Qué es el Registro Militar?

– La inscripción en el Registro Militar, según el artículo 55 de la LCAM vigente, es el primer paso de las y los venezolanos en edad militar para cumplir con el servicio. El artículo 56 lo describe como: “Los venezolanos y venezolanas de conformidad con la Constitución de la República, tienen el deber de inscribirse en la Junta de Conscripción más próxima a su residencia o domicilio, dentro de los noventa días siguientes a la fecha en la cual cumplen la mayoría de edad”. Por su parte, el artículo 58 establece como un deber de las autoridades educativas de las instituciones públicas y privadas, así como las y los patronos, entre otros, el orientar y facilitar la inscripción en dicho registro.

3) ¿La Constitución establece como un deber la inscripción en el registro militar?

– La Carta Magna es el principal cuerpo jurídico del país, por lo que prima sobre la LCAM. En ninguno de los 350 artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se establece o sugiere la obligatoriedad de inscribirse en el registro militar.

4) “Es falso que el servicio militar sea obligatorio, el registro sí lo es”

– Según la LCAM vigente después de la inscripción y registro, la autoridad militar procede a la clasificación de elegibles y no elegibles para la prestación del servicio. La normativa establece únicamente 6 excepciones para no ingresar a filas: A) Tener constancia de padecer enfermedad que impida la prestación, B) Padecer una enfermedad de manera permanente, C) Ser de estado civil casado o casada. D) Ser mujer embarazada, E) Ser único sostén de hogar y F) Tener una medida privativa de libertad firme o una condena penal definitiva. Si usted no cumple con ninguno de los 6 requisitos anteriores, según la LCAM, tiene la obligación de prestar el servicio militar.

5) ¿La LCAM implementará de nuevo “la recluta”?

– En ninguno de los 87 artículos de la LCAM se establece un procedimiento similar al conocido en Venezuela durante la década de los 80´s y 90´s como “la recluta”. Sin embargo, se modifica la forma y medida coercitiva para obligar a iniciar el procedimiento de conscripción, mediante el registro el cual establece una serie de multas. Quienes no se inscriban en el Registro Militar serán sancionadas y sancionados con el pago obligatorio de Bs. 780.  Para quienes no notifiquen cualquier cambio en la información de la base de datos castrense habrá penas de Bs. 390. Representantes de la administración pública que contraten personal sin exigir la documentación militar serán castigadas y castigados con una multa de Bs. 1.300. Y por último, cualquier autoridad civil que no coopere en el proceso será sancionada con Bs. 780

6) ¿Por qué hay tanta ansiedad y especulación con la LCAM?

– La LCAM entró en vigencia desde su publicación en Gaceta Oficial el pasado 21 de octubre de 2009. Su disposición transitoria primera establece que las personas tienen un año para realizar su inscripción y evitar las sanciones. A su vez, no contó con un conocimiento y debate amplio en la sociedad antes de su aprobación y, posteriormente, no tuvo una debida campaña de información por parte del Estado que explicara su alcance y naturaleza. Por último, la obligatoriedad de prestar el servicio militar, como lo expresa los artículos 1 y 6, es inconstitucional.

7) “La Asamblea Nacional afirmó que la LCAM sería reformada, por lo que no hay motivos de preocupación”.

– Una ley es derogada o reformada no a partir de un mensaje de twitter, sino de la publicación de la misma en Gaceta Oficial. Hasta que esto no ocurra, continua vigente la LCAM que conocemos. En segundo lugar, los anuncios realizados por algunos asambleístas parecieran indicar que la LCAM será sólo modificada en algunos aspectos, como las penas por no registrarse o el plazo para realizarlo, sin tocar el problema de fondo: La obligatoriedad inconstitucional de prestar el servicio militar. La única manera en que dicha normativa sea acorde con la Carta Magna es estableciendo el carácter voluntario del servicio militar y establecer la objeción de conciencia como una excepción legítima para ser declarado “no elegible” para el Ejército. Mientras esto no ocurra, la denominada “renuencia” (artículo 61, LCAM) es la actitud ciudadana coherente con los derechos humanos expresados en la Constitución, así como en la búsqueda de una sociedad de paz basada en la justicia social, libertad y solidaridad entre iguales. (Correo del Caroní, 11.10.10)

 

 

Suscribo y difundo: La Constitución debe respetarse: No a la obligatoriedad del Registro y Servicio Militar

No reciclable

El 21 de octubre del año 2009 fue publicado en Gaceta Oficial la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar, la cual vulnera la Constitución al restablecer la obligatoriedad del servicio militar, deber con el Estado que había sido derogado en la Carta Magna vigente, redactada en 1999. Como se recordará, el artículo 134 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que “Toda persona, de conformidad con la ley, tiene el deber de prestar los servicios civil o militar necesarios para la defensa, desarrollo y preservación del país (…) Nadie puede ser sometido a reclutamiento forzoso”. Esta posibilidad es reforzada en el artículo 61: “Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y a manifestarla, salvo que su práctica afecte a la personalidad o constituya delito”.

Estas garantías constitucionales,  derecho a la objeción de conciencia y no obligatoriedad del servicio militar, han sido derogadas en la reciente Ley de Conscripción y Alistamiento. De entrada su artículo 1 establece que: “Tiene por objeto establecer las normas que regulan el deber que tienen todos los venezolanos y venezolanas de cumplir el servicio militar…”, cosa que se ratifica cinco artículos más adelante: “Los venezolanos y venezolanas en edad militar en conformidad con esta Ley, tienen el deber de prestar el servicio militar en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. En los 87 renglones de la normativa no figura, como si lo hace la Constitución, la posibilidad de realizar un servicio civil alternativo. Una segunda novedad es que se amplía la edad, tanto para hombres como para mujeres, en los cuales se tienen “obligaciones militares”, ubicándose entre los dieciocho a los sesenta años. Quienes no se inscriban en el Registro Militar serán sancionados con una multa de Bs. 780. Quienes no notifiquen cualquier cambio en la información de dicha base de datos castrense serán penalizados con Bs. 390. Los funcionarios de la administración pública que contraten personal sin exigir la documentación militar serán castigados con una multa de Bs. 1.300. Y por último, cualquier autoridad civil que no coopere en el proceso será sancionada con Bs. 780”.
Seguir leyendo “Suscribo y difundo: La Constitución debe respetarse: No a la obligatoriedad del Registro y Servicio Militar”

Ecuador: Contra todo golpe de Estado (incluso los fingidos)

Rafael Uzcátegui

Como es del dominio público, el pasado 30 de septiembre, la policía ecuatoriana desencadenó una serie de hechos que tuvieron como punto álgido el secuestro del presidente Rafael Correa y sus declaraciones acerca de la promoción de un golpe de Estado en su contra. Hagamos aquí un paréntesis inicial para evitar malos entendidos y lecturas ligeras. Como anarquistas estamos en contra de todos y cada uno de los golpes de Estado realizados en la historia reciente de nuestro continente. Aquí no hacemos las distinciones que hacen otros. No hay golpes de Estado buenos y malos, ni militares progresistas y conservadores. Si bien existen las tendencias dentro de las Fuerzas Armadas, así como diferencias entre las dinámicas castrenses de país a país, los Ejércitos reaccionan por igual con “espíritu de cuerpo” y son un dispositivo que concentra todos los antivalores que rechazamos en tanto libertarias y libertarios. Por ello repudiamos con vehemencia, en cada una de las circunstancias, que los conflictos a resolver por la sociedad en su conjunto, y especialmente por las clases oprimidas, tengan la injerencia de quienes, estatalmente, monopolizan las armas y la violencia. Sin embargo este rechazo firme y contundente al golpe de Estado no es traducible, desde el anarquismo, con un apoyo tácito o estratégico al gobierno de turno. Y en este sentido Ecuador no es una excepción.

Todas las cronologías sobre los hechos colocan como desencadenante de la crisis ecuatoriana la rebelión de las fuerzas policiales, cuya motivación visible fue la pérdida de beneficios laborales como consecuencia de la aprobación, el día anterior, de la “ley de servicio público”, con la participación activa de la bancada parlamentaria correísta, la llamada “Alianza País”. La movilización policial y el caos, como era de esperarse, intentaron ser capitalizados políticamente por sectores del país desplazados del poder, como por ejemplo fuerzas alrededor del ex presidente Lucio Gutiérrez, los cuales –no dudamos un segundo-, si la espiral de hechos les hubiera favorecido habrían intentado un derrocamiento abierto de Rafael Correa de la presidencia. No sería ni la primera ni la última vez que políticos “demócratas” de la región azuzaran los vientos del golpismo si los aires les fueran favorables.

Si bien los hechos no son únicamente expresión de un cándido descontento popular, como lo quiere hacer ver un sector de los medios, no deja de ser cierto que a pesar de la popularidad de Correa hay razones para el malestar social. El comunicado de la CONAIE los resume en: 1) Ataque y deslegitimación sistemática de sectores populares organizados, 2) Carácter autoritario del gobierno en la promulgación de leyes y 3) Represión en contra de las movilizaciones críticas del modelo extractivista petrolero. Un segundo acierto del pronunciamiento indígena es que caracterizó el enfrentamiento como una pugna entre la vieja derecha –la desplazada por el poder- y la nueva derecha –la burguesía que florece amparada por el correísmo-. Este elemento es clave para el análisis.

Otra versión asegura al mundo que los hechos de Quito son el clásico golpe de Estado promovido por “la derecha” – con lo que Correa se encontraría ubicado “a la izquierda”- con el apoyo del imperialismo. Sin embargo esta explicación fácil, además de la retórica se sustenta en pocas evidencias. Como lo escribió Pablo Stefanoni: “Resulta difícil organizar un golpe sin apoyo de los militares, de al menos parte de la burguesía y de grupos de poder, entre ellos al menos algunos medios, y de sectores de la sociedad civil. Finalmente, no menos importante para un país pequeño, algún apoyo externo. Nada de esto hubo este jueves en Ecuador”.

Como bien nos recordó Stefanoni las relaciones entre Ecuador y Estados Unidos son cordiales. El 8 de junio, -Hillary- Clinton fue recibida con gestos amistosos en Quito. El embajador de Ecuador en Washington, Luis Gallegos, resumió el evento a la agencia IPS. “Creo que esta visita es una muy mala noticia para la recalcitrante derecha ecuatoriana, que ahora no sabe lo que pasa, pero también para los ‘talibanes’ que desearían que el gobierno ecuatoriano no converse con Estados Unidos”. Correa y Clinton se tiraron varias flores. El ecuatoriano puntualizó que no abriga “ninguna animadversión” hacia el gigante del Norte. “Al contrario, es un país muy querido, en el que pasé cuatro de los más felices años de mi vida”, dijo, refiriéndose a sus estudios de doctorado en la Universidad de Illinois. “Estamos forjando un nuevo marco de relaciones. Estamos en el siglo XXI. Esto es el 2010. No vamos a poner el reloj para atrás”, respondió la estadounidense”. Por último, el pasado 5 de julio en Caracas el presidente Rafael Correa afirmó que los principales enemigos de su “Revolución Ciudadana” no era ni la “oligarquía” ni el “imperialismo”: “El mayor peligro para los socialistas no son los escuálidos ni los pitiyanquis (…) son los que toman nuestras banderas y con infantilismo ridículo toman nuestros discursos y le hacen daño. Hay que estar atentos con el izquierdismo infantil del todo o nada que es el mejor aliado del estatus quo”. Aquello era una clara alusión al movimiento indígena y ambientalista del centro del mundo, que ha venido cuestionando la fidelidad de Rafael Correa a las políticas extractivistas de recursos energéticos con destino el mercado global.

Al cierre de la presente edición de El Surco, el único pronunciamiento libertario conocido proveniente del propio Ecuador, es el de la organización “Hijos del Pueblo”. A pesar del uso de un lenguaje más leninista que anarquista (“-necesitamos-la conformación de un Partido de clase, una vanguardia revolucionaria, el fogueo entre las masas con un Programa Revolucionario…”) complejizaba la versión oficialista, amplificado por la izquierda autoritaria mundial, al deslizar que los hechos eran un golpe “bajo sospecha” o un “autogolpe, según las últimas reflexiones”. Asimismo concluía, como la CONAIE, que lo sucedido había sido una confrontación de naturaleza interburguesa y “luego de esto, es inevitable que el proceso ciudadano vuelva con más fuerza; a la vez que la cooptación, el fraccionamiento y desarticulación del movimiento popular, sería la combinación perfecta para generar control directo sobre las masas explotadas faltas de un referente partidario”. La promoción de una falsa polarización, mientras se cumple el rol asignado al país por el capitalismo globalizado, ha sido el núcleo del disciplinamiento y dominación de los países de América Latina que hoy son gobernadas por coaliciones autodenominadas “progresistas”.

Mientras esperamos otros aportes que iluminen e interpreten el 30 de septiembre ecuatoriano reiteramos el rechazo anarquista a todos los golpes de Estado (aunque sean simulados) y nuestro compromiso con la autonomía y beligerancia con las organizaciones sociales de base en conflictos con el poder. (Periódico El Surco, Chile, Octubre 2010)

Leo y difundo: Caso Mijail Martínez: Denuncian desaparición de Jairo Solones y su madre

El hombre que confesó ser sicario y haber asesinado a Mijail Martínez esta desparecido desde el 2009

A diez meses de la muerte de Mijail Martínez, que se cumplieron precisamente el domingo 26 cuando se efectuaron las elecciones parlamentarias, no hay ningún detenido material e intelectual, lo cual contrasta con las actuaciones realizadas por las autoridades policiales que en cuestión de horas lograron la detención de los autores del asesinato del ex diputado Virgilio Hernández.

Martínez ha lanzado una campaña para dar con el paradero de Jairo José Solones y la madre de éste, Rosa Susana Ollarve Vargas, ya que ambos se encuentran desaparecidos desde noviembre del año pasado, luego que el primero de los mencionados se presentara a un medio de comunicación y pidiera ser protegido por las autoridades por temer por su vida, confesando haber dado muerte a Mijail Martínez, hecho que el ex diputado del Consejo Legislativo considera, desde ese momento, como una mentira.

Desconocido

Jairo Solones Ollarve era, para el 28 de noviembre del 2009, un individuo totalmente anónimo, a quien nadie buscaba.

Sorprendió a todos cuando apareció en un medio impreso afirmando que era el autor material de la muerte del joven Mijail Martínez.

“Confesó al periodista que mató a mi hijo luego de establecer una contratación, que le hicieron vía telefónica, por un valor de 3 mil bolívares”, refirió el ex diputado Víctor Martínez.

“En el complot homicida estaban involucrados otros dos sujetos. Como sus socios se habían llevado el dinero y no le entregaron nada, él decidió revelar el crimen, delatarlos y entregarse a la justicia, debido al temor de que sus compinches lo mataran o lo hiciera la policía”.

Por ello, declaró, había acudido al medio para resguardar su existencia y solicitar los servicios de un abogado que le asistiera, según la versión periodística, comentó Martínez.

Llama la atención al ex diputado, que Salones decía temer por su vida, situación contradictoria, ya que se confesó sicario profesional al punto de revelar que había matado hasta una familia en San Cristóbal.

“En la información se decía que Salones se mostraba nervioso, pero nunca se dio a conocer que presuntamente estaba bajo los efectos de un alucinógeno como sospechó el juez que lo sometió a interrogatorios, después de haber sido detenido por funcionarios del Cicpc, quienes al requisarlo le encontraron una porción de supuesta droga en uno de los bolsillos de su pantalón”.

Martínez considera muy curioso este detalle y pregunta: “¿Cómo una persona dispuesta a entregarse a la justicia porta en su ropa una droga que comprometería mucho más su situación?

¿Componenda?

Todo ese disparate, observa, ocurre el 28 de noviembre y el primero de diciembre lo presenta el Cicpc ante la Fiscalía 11, a cargo de la fiscal auxiliar Maryeling Montesinos, quien lo pasó al tribunal de control Nro. 5, cuya titular era Leyda Ly de Jesús Figarelli”.

“Pero, no lo hacen por ningún homicidio, sino por la posesión de drogas y tiene como abogado a Omar Flores, el mismo que asistió a los estudiantes del Politécnico detenidos en el oriente del país después de haber abandonado un autobús, propiedad del mencionado instituto de educación superior, en cuyo piso encontraron un gran cargamento de drogas”.

“Se dice que Yanina Karabín, la juez superior, se había comunicado con Leyda Ly de Jesús Figarelli y Amelia Jiménez, para impedir que Salones fuera dejado en libertad”.

Otro hecho curioso, prosiguió, es que la fiscal segunda, Cristina Coronado, designada para investigar la muerte de Mijail Martínez, en ningún momento se entrevistó con quien decía que había matado a mi hijo.

Sostiene que la libertad de Solones fue una componenda.

¿Cómo lo liberan si el sujeto había pedido protección para su vida al entregarse? ¿Le dan libertad para que lo maten? Y al parecer así sucedió. El Tribunal quinto le decretó una medida cautelar de presentación cada quince días pero nunca se presentó.

También, denunció, se desconoce el paradero de su madre, Rosa Susana Ollarve Vargas, quien había ido a los medios para decir que su hijo no era drogadicto, malandro, ni tiene antecedentes, ni pagó el servicio militar en San Cristóbal, sino en el O´Leary, de Caracas.

Las palabras de la señora las puedo comprobar: Solones trabajaba como ayudante de albañilería en el centro comercial Río Lama y su vecino, quien viajaba con él todas las mañanas y junto retornaban a Los Pocitos, donde vivía, nunca se separaron la semana antes de que el mencionado individuo fuera al medio de comunicación.

Acusaciones

El ex parlamentario acusa al comisario Carlos Rodríguez y a José Núñez, del Cicpc, de presuntamente crear una matriz de opinión a objeto de favorecer el móvil de la resistencia al robo en la muerte de Mijail.

“Desde el primer momento lo denuncié. Lo que hubo fue el asesinato de Mijail, en presencia de mi esposa. Mi hijo no pensaba que lo iban a matar, sino a robarle la camioneta y esa es la razón por la cual la dejó prendida y con la puerta abierta”.

“Había dos individuos. Uno estaba detrás de mi hijo, cerca de la camioneta, apuntándolo con un arma de fuego y el otro, sin mediar ningún tipo de palabra, le hizo tres disparos”.

Explica que ambos asesinos corrieron una distancia de 45 metros, donde los esperaba un carro encendido.

Al cruzar, en la calle 61 con la carrera 9, en el barrio Ezequiel Zamora, eran las 7 y 20 de la mañana de un jueves.

“¿Cómo es que una persona que va a robar, no lleva gorra, ni capucha, no es del barrio donde nos conocemos todos, llega con tanta seguridad de lo que iba a hacer? No era para robar, sino para matar”.

Lo matan, sostiene Víctor Martínez, por mis denuncias contra los escuadrones de la muerte que bajo el mandato de Luis Reyes Reyes y el comando de Jesús Armando Rodríguez Figuera, ocasionaron más de 280 muertes, además de dar protección al narcotráfico.

Por toda una serie de denuncias consignadas en el Consejo Legislativo, Rodríguez Figuera, en ese momento comandante de la Policía, fue sancionado políticamente y Reyes Reyes lo saca del cargo; pero luego lo condecora y termina en la sala situacional de Miraflores, donde se encuentra ahora rindiéndole servicio al presidente de la República, Hugo Chávez.

Los he responsabilizado de la muerte de mi hijo junto a los comisarios Carlos Rodríguez y José Núñez y la Brigada de Homicidios, manifiesta Martínez. Y he consignado esa denuncia en los tribunales y en la Fiscalía 2 que lleva la causa.

De esa denuncia tiene conocimiento la fiscal Cristina Anzola porque Cristina Coronado, quien estaba en ese cargo, fue removida y premiada por sus actuaciones, tras ser corresponsable junto con la jueza Amelia Jiménez de la libertad de Salones. Y también he acusado a los abogados Flores y Leonardo Mendoza.

Martínez finalizó señalando que los autores intelectuales y materiales no tuvieron el valor de atentar contra mí, pero lo hicieron contra mi hijo. Si es mentira lo que estoy diciendo que me acusen. (Pacífico Sánchez, El Impulso, 05.10.10)

Masacre de Cantaura: Negándonos a callar lo que sabemos

Rafael Uzcátegui

Hoy 04 de octubre se cumplen 28 años desde que un operativo militar, por tierra y por aire, asesinó a 23 personas que deliberaban en un campamento guerrillero la posibilidad de reincorporarse a la actividad legal. Aquel suceso pasó a la historia con el nombre de “Masacre de Cantaura” y forma parte de las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en el país en la década de los 80´s.

En 1999, al asumir el poder un gobierno que representaba un profundo recambio burocrático institucional, con justeza declaró que todas y cada uno de estos delitos iban a ser investigados y sancionados. Tanto en los hechos de Cantaura, como en las masacres de Yumare (08.05.86), Amparo (28.10.88) y Caracazo (27.02.89), los hechos fueron investigados por la justicia militar con el objetivo de preservar su impunidad y exculpar a sus responsables. Por ello uno de los avances de la nueva Carta Magna, aprobada tras un proceso constituyente, fue la de establecer, artículo 261, que “La comisión de delitos comunes, violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, será juzgada por los tribunales ordinarios. La competencia de los tribunales militares se limita a delitos de naturaleza militar”. De esta manera, los familiares de las víctimas de Yumare y Cantaura han logrado que el Ministerio Público reabra sus casos, canalizándolos por los tribunales ordinarios y ordenando diferentes actuaciones procesales.

Sin embargo lo que parece una clara voluntad política en saldar las deudas de justicia con los crímenes del pasado se ha venido contradiciendo con los hechos. Un extraño silencio, muy parecido a la complicidad, se escucha en esos sectores que hasta ayer eran enfáticos en la crítica a la impunidad en la masacre contra los integrantes del Frente Américo Silva, acerca de la candidatura y posterior elección de uno de sus autores materiales confesos a la Asamblea Nacional. Como recordaremos el ciudadano Roger Cordero Lara fue postulado para el circuito 2 del estado Guárico por parte del PSUV. Cordero hizo campaña electoral codo a codo con Oscar Figuera, Secretario General del PCV candidato a voto lista por el mismo estado, el cual he recordado en diferentes momentos la lista de mártires comunistas asesinados por la “Cuarta República”. Salvo dos o tres excepciones, el grueso de los llamados medios comunitarios no alertaron sobre esta situación, y el desconcierto es mayúsculo ante la inexplicable ausencia de un señalamiento por parte del Comité de Víctimas de Cantaura.

Si este mutismo es preocupante, las justificaciones son más escandalosas. En una entrevista realizada por la periodista Sebastiana Barráez para el semanario Quinto Día, y publicada el pasado 01.10.10, el otrora fogoso dirigente estudiantil y hoy Vicepresidente de la República, Elías Jaua, justificaba la participación de Cordero Lara bajo la tesis de la obediencia debida: “A un piloto lo mandan a un objetivo determinado. Los responsables de ordenar la masacre, están precisamente del lado de la mesa de la ultraderecha”. La obediencia debida, justificación de todos los torturadores y asesinos en las dictaduras del cono sur, es rechazada en nuestra Constitución, artículo 25: “Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo, y los funcionarios públicos y funcionarias públicas que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores”.

Albert Camus estableció, en su discurso de recibimiento del Premio Nóbel, dos premisas del oficio de escritor que hacemos profundamente nuestras: la negativa a mentir sobre lo que se sabe y la resistencia a la opresión. Hay quienes ostentan el adjetivo de defensores y defensoras de los derechos humanos y utilizan su condición como un trampolín, denunciando sólo las violaciones que puedan capitalizar políticamente. La justicia no es un arma que se esgrime contra un bando a favor de otro. Por eso hoy, desde Provea, solicitamos a la nueva Asamblea Nacional que realice los procedimientos administrativos para levantar la inmunidad parlamentaria del diputado Róger Cordero Lara, con el fin de facilitar las investigaciones sobre la Masacre de Cantaura. Pero con el mismo énfasis, pedimos que dicho mecanismo sea también aplicado contra otro funcionario electo acusado de presuntas violaciones al derecho a la integridad y el derecho a la vida. Hablamos de José Sánchez “Mazuco”, diputado electo por el circuito 5 del estado Zulia, denunciado por su presunta participación en las torturas y asesinato, como funcionario policial, en contra del agente del DIM Vicente Macías. Debe ser un tribunal, ajustado al debido proceso, el que dictamine su culpabilidad o no en el crimen, ajeno a la protección otorgada por su investidura parlamentaria.

En el 28 aniversario de la Masacre de Cantaura Provea también ha exigido que el expediente sobre el caso sea desclasificado y de acceso público; un pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo sobre el diputado Róger Cordero así como la finalización y divulgación de la investigación prometida por la “Comisión Especial para Investigar los Asesinatos y Desapariciones en los años 60, 70 y 80”. Nuestra palabra de solidaridad y aliento para todos los familiares y conocidos de aquellas 23 personas asesinadas por la espalda en Cantaura, un nefasto 04 de octubre de 1982. (Correo del Caroní, 04.10.10)

Leo y difundo: Provea rechaza aval a la impunidad en el caso Masacre de Cantaura y exige voluntad política para sancionar a sus responsables

Al cumplirse el 28 aniversario
Provea rechaza aval a la impunidad en el caso Masacre de Cantaura y exige voluntad política para sancionar a sus responsables

(Caracas 01.10.10) El lunes 04 de octubre se cumplirán 28 años desde que un operativo militar asesinó a 23 personas en las inmediaciones de la población de Cantaura, estado Anzoátegui. En el año 2005 el Vicepresidente José Vicente Rangel resumió de la siguiente manera aquel suceso: “El 4 de octubre, a las 5:30 de la madrugada de 1982, aviones de la Fuerza Aérea Venezolana, Canberra y Broncos; helicópteros, más de 400 hombres de la Fuerza Armada Nacional, decenas de efectivos de la Disip, procedieron a asaltar un campamento en el cual estaban aproximadamente 40 ciudadanos, mujeres y hombres, en una reunión del partido Bandera Roja, para entonces en armas. Por cierto, allí discutían la posibilidad de reincorporarse a la actividad legal. Ese era el tema fundamental de la reunión. La posibilidad de abandonar la lucha armada para entrar en el campo de la lucha legal”. (http://www.vtv.gov.ve/noticias-nacionales/8268) En esa oportunidad el vocero del alto gobierno expresó que la denominada Masacre de Cantaura constituía “uno de los actos de barbarie más inicuos y peores cometidos en el país”.

Sin embargo, a pesar que como José Vicente Rangel diferentes funcionarios de alto rango han repudiado los llamados “crímenes de la Cuarta República” y se han comprometido a sancionar a sus responsables materiales e intelectuales, algunos hechos concretos promovidos por los sectores oficialistas alientan su olvido e impunidad. Recientemente ha sido elegido como diputado por el circuito 2 del estado Guárico Roger Cordero Lara, uno de los autores materiales confesos y conocidos del ataque con 17 bombas de 250 libras sobre el campamento rebelde hace 28 años. Cordero Lara piloteaba uno de los aviones que bombardeo al núcleo del Frente Américo Silva. Su participación se encuentra debidamente documentada en el expediente sobre el caso, que hoy se encuentra a disposición del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. El apoyo a la candidatura por el circuito 2 de Guárico, por parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) constituye un aval a la impunidad en el caso, cuya elección obstaculiza las investigaciones que adelanta el Ministerio Público sobre la materia.

Provea desea recordar que el artículo 29 de la Carta Magna establece como obligación de Estado la investigación y sanción de los delitos contra los derechos humanos, cuyos delitos son imprescriptibles. Por otra parte el artículo 25 de la Constitución expresa que ningún funcionario público podrá excusarse al afirmar que obraba en cumplimiento de la “obediencia debida a un superior”, cuando se trate de violaciones a derechos humanos. Por estas razones haber sido favorecido por el voto popular no es argumento para la impunidad. Por tanto  es una obligación de la próxima Asamblea Nacional realizar los procedimientos administrativos para la suspensión de la inmunidad parlamentaria de Roger Cordero Lara, con el fin de no entorpecer el proceso de investigaciones y sanciones adelantadas por la Fiscalía General de la República. Similares consideraciones son aplicables en el caso del diputado electo José Sánchez “Mazuco”, por el circuito 5 del estado Zulia, señalado como presunto coautor de los delitos de tortura y violación del derecho a la vida en perjuicio del ciudadano Claudio Macías.

Al cumplirse el 28 aniversario de la Masacre de Cantaura, Provea exige a los poderes públicos:

1) Pronunciamiento por parte de la Defensoría del Pueblo acerca de la elección de uno de los autores materiales del Caso “Masacre de Cantaura” como diputado a la Asamblea Nacional. Asimismo, un posicionamiento oficial sobre otros casos de diputados electos señalados como responsables de violaciones a los derechos humanos.

2) El respeto al debido proceso y la voluntad política necesaria por parte de la Fiscalía General de la República en las investigaciones y sanciones a los responsables materiales e intelectuales de la Masacre de Cantaura y de otros casos graves de violaciones a los derechos humanos ocurridos en la década de los 80´s como la Masacre de Yumare, la Masacre de El Amparo y el Caracazo.

3) La desclasificación del expediente sobre la Masacre de Cantaura, por parte del Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia, y su acceso público tanto para los familiares de las víctimas como para el resto de la sociedad venezolana

4) La finalización y divulgación, por parte de la nueva Asamblea Nacional, de la investigación inconclusa anunciada por  La Comisión Especial para Investigar los Asesinatos y Desapariciones en los años 60, 70 y 80

5) La realización de los procedimientos administrativos, por parte de la próxima Asamblea Nacional, para levantar la inmunidad parlamentaria del ciudadano Roger Cordero Lara y de otros parlamentarios acusados de violación de los derechos humanos, con el fin de no obstaculizar las investigaciones.

Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea)