Errores y derecho a réplica

A raíz de una información inexacta circulada por Provea en listas de e-mail, Tal Cual publicó en su sección “Por mi madre”, la nota titulada “Censura CCS”. Ratificamos que el error por esta noticia incierta es responsabilidad íntegra de Provea y no del equipo de Tal Cual. Reiteramos nuestras excusas, tanto con el periódico como con sus lectores y lectoras.

Resumimos: Publicamos del autor un texto de opinión que calificaba como inaceptable el ejercicio parlamentario de José Sánchez “Mazuco” y Roger Cordero Lara por su vinculación con violaciones a los derechos humanos. Días después,  el mismo artículo idéntico en puntos y comas, fue divulgado por el diario impreso de la Alcaldía Libertador, Ciudad CCS, pero sólo con las referencias al primero y obviando a Cordero. Provea realiza un permanente monitoreo de medios sobre los temas que trabajamos y durante años sobre la Masacre de Cantaura. Ante la realidad, comprobable, de la exigua divulgación del matutino de las denuncias sobre el aval a la impunidad otorgado por el PSUV al postular a uno de sus autores materiales, nuestra conclusión fue “Ciudad CCS recortó el artículo”. Armamos un texto donde incorporamos ambos escritos y lo circulamos entre correos conocidos. Al enterarnos que el recorte era obra del propio autor, inmediatamente asumimos el error e informamos lo sucedido en nuestro sitio web conversando, además, con el director del periódico para expresarle nuestras disculpas. Al día siguiente, Ernesto Villegas publica el texto “La mentira de Provea contra Ciudad CCS” donde nos reclama el error y extrapola algunas consideraciones que debían ser aclaradas.

El 14.10.10 remitimos un derecho a réplica, lamentando y reconociendo nuevamente el error  producto del análisis a la escasa cobertura en la vinculación Roger Cordero y la Masacre de Cantaura, y exhortando a un trato equitativo en beneficio de las víctimas. El 15.10.10 la réplica no solamente fue mutilada, su director, la publicó añadiéndole comentarios bajo el nombre “Crónica de un infundio anunciado”, desvirtuando la naturaleza del escrito y, a su vez, haciendo señalamientos contra Tal Cual. La réplica puede consultarse en http://www.derechos.org.ve/proveaweb/?p=7465

A la pregunta de diversos emails y llamadas telefónicas acerca de si hubo autocensura para complacer la línea editorial del diario, sólo su autor puede responderla con propiedad. Personalmente puedo agregar lo que he aprendido en Provea: 1) La visibilización y defensa de las víctimas es prioridad y nunca matizaremos nuestro discurso para complacer a medios de comunicación y 2) Utilizaremos un lenguaje cónsono y enaltecedor de los derechos humanos. De los errores se aprende. Los actos hablan por si solos. La interpretación realizada sobre el derecho constitucional a la réplica es suficientemente reveladora sobre el “periodismo necesario”. (Tal Cual, 20.10.10)