Jóvenes militarizados

Rafael Uzcátegui

Del 8 al 10 de junio tuvimos la oportunidad de asistir a la Conferencia Internacional “Contra la militarización de la juventud”, realizada en Darmstad, Alemania. El evento fue organizado porla Internacional de Resistentes ala Guerra,la DFG­VK (siglas que traducen Sociedad Alemana para la Paz­ Objetores de Conciencia) yla Fundación Bertha­von­Suttner. El objetivo del cónclave era fortalecer el trabajo en redes contra el militarismo, creando un espacio en donde activistas provenientes de muchas partes del globo pudimos compartir cara a cara e intercambiar las experiencias de sus países de origen.

Por América Latina asistimos personas de Chile, Colombia y Venezuela, quienes realizamos una sesión acerca de las diferentes caras del militarismo en la región. La ponencia sobre la situación venezolana trató seis puntos: El fortalecimiento de la masculinidad bélica en el país; la militarización creciente de la política; gastos militares; El ejército en la escuela y universidades; la judicialización castrense de la protesta ciudadana y la militarización de los movimientos sociales.

Así pudimos relatar como el modelo de masculinidad históricamente hegemónico en el país era el proyectado por la figura “guerrera” de Simón Bolívar, el cual se ha reforzado desde 1998 con la elección de un militar como presidente dela República, quien permanentemente emite mensajes acerca de la primacía de lo castrense y sus valores sobre lo civil para la administración de la nación. Señalamos las citas sobre las altas compras de armamento por parte de Venezuela y cómo, a pesar de la retórica sobre el humanismo, se destinan 17 veces más presupuesto a las Fuerzas Armadas que al sector cultura. Sobre la presencia del ejército en la escuela recordamos como desde 1999 la instrucción premilitar es obligatoria en los dos últimos ciclos de la educación secundaria, tanto en los institutos públicos como privados.

Asimismo sobre la promoción del concepto de “defensa integral” como eje transversal en el sistema educativo, y como los libros de texto han incorporado lecturas militaristas de la historia. Relatamos como la estrategia de inclusión en la educación superior ha tenido como contraparte la propia militarización de la enseñanza (UNEFA) y regímenes disciplinarios más propios de un cuartel que de una universidad (Uneartes, UBV).

Además, como estas instituciones promocionan la afiliación de los estudiantes a las milicias. Sobre la criminalización de la protesta informamos sobre la creación de las llamadas “zonas de seguridad” y la ilegalización de herramientas históricas del movimiento popular, como la tranca de calles. Además como algunos manifestantes han sido, inconstitucionalmente, sometidos a la justicia militar. Más información del evento en http://wri­irg.org/es @fanzinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s