Puerto La Cruz: La pérdida de una oportunidad

Como conté en el post sobre Cúpira, estuve visitando fugazmente Puerto La Cruz por razones laborales, pero las cortas horas que estuve en la ciudad me sugieren que no hay más motivos para pasar por allí. En general los costos son tan altos, o mas, como los de Caracas. Pero lo más terrible es que a pesar del potencial turístico, la ciudad no exhibe adecuadamente todas su cualidades de ser una urbe portuaria, sino que luce los restos de una época de opulencia y prosperidad, detrás de edificaciones descascaradas y con nulo mantenimiento. El ejemplo cumbre es el Paseo Colón, que a pesar de estar bastante limpio durante mi estancia, no tiene ninguno de los atributos de las “ramblas” o “malecones” turísticos a lo largo y ancho del planeta. La caminería debería llamarse “Paseo Bagdag”, pues más de la mitad de los negocios son de personas de origen arabe y, aunque es triste confirmarlo, el precio de los restaurantes casi duplica el de la oferta de las franquicias, por lo que comerse un plato con productos del mar es, literalmente, prohibitivo. Ni hablar del alto precio de los hoteles, y su pésima vocación de servicios para los visitantes.

Por cosas como esta Venezuela es el penúltimo destino turístico de la región, solo delante de Paraguay.


Vista del Paseo Colón, del lado del Mar


Estaba divino sí, pero este Dorado con salsa marinera me costó 160 bs en un restaurant arabe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s