Blog y Derechos Humanos

blog_creattivaColumna de Provea en Correo del Caroní redactada por Rafael Uzcátegui 

Las redes sociales son estructuras de comunicación que relacionan a diferentes personas que comparten intereses comunes. La eficacia del trabajo de las redes, mucho más que las tradicionales estructuras verticales, las ha convertido en un tipo de organización popular en el día de hoy. Las redes sociales, potenciadas por el uso de las nuevas tecnologías de información, han transformado el uso de la internet. El término Web 2.0 define a los sitios web que facilitan el compartir información y la colaboración, a diferencia de los primeros sitios de internet. Un sitio Web 2.0 permite a los usuarios interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenido generado por usuarios en una comunidad virtual, a diferencia de sitios web estáticos donde los usuarios se limitan a la observación pasiva de los contenidos que se han creado para ellos.

En el pasado dictaduras como la de Augusto Pinochet o Jorge Videla tenían a la invisibilidad de sus tropelías como aliado para la impunidad. Secuestros, torturas o desapariciones de sus enemigos políticos eran posibles porque la información fluía lentamente y era posible esconder la basura debajo de la alfombra. Hoy, por lo menos en este lado del mundo, ocultar violaciones a los derechos humanos es casi imposible. Cualquier persona puede registrar desde su teléfono celular a un funcionario policial cometiendo abusos contra la población, difundiendo la imagen para denunciar el atropello. Tampoco es posible callar las disidencias de cualquier signo. Utilizando redes sociales como Facebook, Twitter o Blogger cualquier persona puede colocar su opinión al alcance del mundo.

En los últimos meses desde Provea estamos capacitando a miembros de organizaciones sociales en el uso de las redes sociales, con el objetivo de contribuir a visibilizar sus demandas y exigencias. Una de las herramientas que estamos compartiendo con sindicalistas, miembros de comités de víctimas y activistas de derechos humanos es el blog, con el que cualquier persona puede tener un sitio web en línea a costos muy reducidos. Un blog (también bitácora digital, ciberbitácora o weblog) es un sitio web, periódicamente actualizado, que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente.

Las palabras blog y weblog provienen de las palabras “web” y “log” (‘log’ en inglés = diario). El término bitácora, en referencia a los antiguos cuadernos de viaje de los barcos, se utiliza preferentemente cuando el autor escribe sobre su vida propia como si fuese un diario, pero publicado en la web.

Tanto en la página web como en el blog se puede publicar textos, fotografías, audios y videos. Sin embargo tienen diferencias. Una página web es más estática y generalmente no se actualiza tan a menudo como un blog, por lo que se utiliza para publicar información institucional que no varía en el tiempo. Para crear una página web se debe tener conocimientos para programarla por lo que se convierte en un medio menos accesible para los usuarios y usuarias. En contraparte, el diseño de la página web puede ser muy creativo y llamativo para los usuarios. Un blog es más dinámico y fácilmente actualizable. Está especialmente recomendado para aquellos que necesitan actualizar información frecuentemente. Son fáciles de crear  y no hace falta un gran conocimiento sobre lenguajes de programación para comenzar uno. A diferencia de los sitios web, el diseño de los blogs es más limitado, pues están construidos en base a plantillas o esquemas preestablecidos, en donde los usuarios pueden personalizar algunas funciones (los colores por ejemplo), pero no modificar radicalmente su estructura.

Un blog es una gran herramienta de apoyo porque permite a cualquier individuo con una conexión a Internet lanzar una campaña para el cambio social con un alcance potencial global. Esto brinda a los ciudadanos ordinarios un increíble poder para cuestionar la autoridad, actúa como fuente alternativa de información, estimula movilizaciones, y hace lobby con quienes están en el poder. Existen diferentes plataformas blogs accesibles y gratuitas, como por ejemplo wordpress.com. Sin embargo, en los talleres utilizamos la plataforma blogger, debido a su vinculación con Google y la fácil e intuitiva interfaz que permite a cualquier persona, con conocimientos elementales de computación, comenzar a publicar sus historias en línea.

Si bien han perdido el empuje de otros años, donde la efervescencia se coloca en las novedades como Instagram, los blogs continúan siendo una red social muy útil a la hora de archivar y difundir información temática. Los blogs, por su libertad e individualización, te permiten acercamientos diferentes a lo noticioso, con perspectivas diferentes a las utilizadas en los grandes medios. Ser un “bloguero” o “bloguera” puede convertirse en una gran pasión, en donde se conocen las afinidades en la llamada “blogósfera”, que es la comunidad virtual de blogs. Otros lo han dicho mejor: Si no te gustan los grandes medios de comunicación: ¡crea el tuyo! Un blog es una buena manera de comenzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s