Una normalidad parecida a un duelo (o viceversa). Crónica 01


Rafael Uzcátegui

La noticia, difundida en boca de Hugo Chávez, fue un balde de agua fría. Aquella rueda de prensa en cadena nacional se inició como tantas otras, con un presidente regodéandose en el arte de saltarse, a ritmo de anécdota y coloquio, la solemnidad de los protocolos. En los primeros 10 minutos había reconocido que bailó lambada. A los 20 que, no había sorpresa, formalizaba a Nicolás Maduro como vicepresidente de la república. Ni siquiera en su resumen de la enfermedad que padecía desde hacía varios meses, de la cual se había curado en otras tantas alocuciones, avisoraba la tragedia. En el momento que afirmó que necesitaba, con carácter de urgencia una nueva intervención quirúrgica y, por primera vez, reconocía que “algo pudiera pasarle”, aquella cadena se convirtió en trending topic. Cuando designó al vicepresidente como su heredero político, convocando a sus seguidores a convertirlo en presidente en caso de una nueva elección, fue la señal definitiva que aquella decisión era más significativa que de costumbre.

Seguir leyendo “Una normalidad parecida a un duelo (o viceversa). Crónica 01”