Organizar redes antiautoritarias

Rafael Uzcátegui

No solamente ha fracasado la estrategia de la toma de poder estatal para promover cambios estructurales, sino también el tipo de organizaciones que la hacen posible. El modelo clásico es la llamada “acumulación de fuerzas” mediante el crecimiento cuantitativo de partidos políticos edificados bajo el modelo vertical leninista, el partido “revolucionario” dirigido por un puñado de personas que “desde afuera” inyectan conciencia a las “masas oprimidas” y las conducen a la dictadura del proletariado, o su metáfora moderna, el poder popular. En los últimos años, han surgido modos de organización que intentan, desde el comienzo, funcionar de una manera horizontal y democrática, con valores libertarios. Una de ellas es “la red”, forma de organización privilegiada en los últimos años, desde que la “Batalla de Seattle”, en noviembre de 1999, sorprendió al mundo al sabotear la cumbre de la Organización de Libre Comercio (OMC). Potenciadas por las nuevas tecnologías, muchos de los movimientos más inspiradores de los últimos años han sido organizados como redes. Y si necesitamos más señas de identidad cercanas, tenemos que el Frente de Liberación Animal (ALF) y grupos ecoanarquistas como Earth First! también han sido redes. Si las redes han sido, desde su génesis,  cercanas al movimiento anarquista es porque toman del ideario libertario valores y conceptos, como el “grupo de afinidad” como unidad primaria de funcionamiento, o el distribuir las capacidades de hacer y proponer lo más ampliamente posible.

Hay que aclarar que existen diferentes tipos de redes, básicamente, tres modelos: Red Cadena Red Descentralizada y Red Distribuida. La red cadena es como la de un traficante de drogas, donde la información se mueve a través de una línea de contactos separados y donde la comunicación de principio a fin debe viajar a través de puntos intermedios. En la Red Descentralizada la comunicación se dirige, a través de puntos intermedios hacia un centro, que es la dirección de la red. El chavismo, por ejemplo, era una red descentralizada, pues todas las iniciativas dependían y se dirigían hacia la figura de su líder. El tercer tipo de red es el más interesante: La Red Distribuida, también llamada “Todo canal”, donde todos los puntos de la red están conectados con todos, y no existe un centro. En estas redes nadie depende de nadie en exclusiva para poder alcanzar a otro con su mensaje: No hay filtros únicos. Lo que define a una red distribuida es que todo elemento que la integra, sea una persona o un colectivo, decide sobre sí mismo, pero carece de la capacidad para decidir sobre cualquiera de los demás integrantes. Toda red distribuida es una red de iguales, aunque haya puntos más conectados que otros.

Las redes, como otras formas de la organización, son unidas por los relatos o historias que sus integrantes cuentan. Las historias expresan un sentido de la identidad y su aceptación -quienes somos, por qué nos hemos juntado, de dónde venimos, y lo que nos hace diferente de “ellos”-. En segundo lugar, las historias comunican el sentido de la causa, el propósito y la misión – en que creemos, qué vamos a llevar a cabo y cómo-.

Un primer elemento debería caracterizar una red antiautoritaria como una red distribuida: Su sistema de decisiones no es binario: “sí” o “no”. Por el contrario es “en mayor o menor medida”. Alguien propone y se suma quien quiere. La dimensión de la acción dependerá de las simpatías y grado de acuerdo que suscite la propuesta. Esto haría imposible que la mayoría decida sobre la minoría cuando se producen diferencias de opinión. La toma de decisiones y las operaciones, por tanto, son descentralizadas, teniendo en cuenta la iniciativa y la autonomía de cada uno de los integrantes de la red.

Un segundo elemento es que una red “todo canal” supone una densa y vasta comunicación. En una red “descentralizada” como la bolivariana, Chávez ordenaba y los demás ejecutaban. No hay posibilidades de disentir del centro, a menos que se quiera ser excluido. En la red antiautoritaria la comunicación constante entre todos y todas no sólo da la sensación que la red existe y está en funcionamiento, sino que permite que esté en permanente reconfiguración, acercando entre sí las partes más afines de acuerdo a los intereses de cada una. Si bien internet facilita la comunicación no es, ni debería ser, la única forma de interrelación. Los encuentros “cara a cara” son tan o más importantes para reconocerse y reforzar el sentido de pertenecer a una comunidad.

En tercer lugar en las redes no existe “dirección” en el sentido tradicional y en su interior surgen grupos o personas cuyo principal objetivo es dar fluidez al funcionamiento y los flujos de la propia red. Son grupos preocupados en proponer acciones comunes y facilitarlas. Sin embargo no pueden tomar decisiones por todas y todos, pero juegan con su trayectoria, prestigio e identificación con los valores que aglutinan la red o parte de ella, a la hora de proponer acciones comunes.

Por último tenemos la “afinidad”. El funcionamiento de la red depende de que tan bien, y de que maneras, los miembros se conocen personalmente y están relacionados con los otros y otras. Los lazos personales fuertes, basados en la amistad y las experiencias comunes, aseguran mayor confianza y lealtad que los modelos jerárquicos, como los partidos. Para funcionar bien, las redes necesitan el mayor alto grado de confianza interpersonal entre sus integrantes.

Organicemos una, dos y muchas redes antiautoritarias para el cambio. Es más democrático, asambleario, libertario… ¡y mucho menos aburrido que rígida disciplina partidista!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s