Más dinero para lo militar, menos para lo social

noakRafael Uzcátegui

El análisis de la ley de presupuesto 2014, aprobada en octubre pasado por la Asamblea Nacional y ejecutado en la actualidad, nos permite visualizar las jerarquizaciones y énfasis de las políticas públicas en el año que transcurre.  Un primer dato lo constituye la lista de las diez principales instituciones que más reciben dinero en el 2014. En orden de mayor a menor son: Finanzas, Relaciones Interiores Justicia y Paz, Educación, Trabajo y Seguridad Social, Defensa, Educación Universitaria, Salud, Consejo Federal de Gobierno, Transporte Terrestre y Energía Eléctrica. Este ranking, con relación al del 2013, tuvo pocas variaciones. Trabajo pasó del 5 al 4 lugar y Educación universitaria del 7 al 6.

El total del presupuesto de gastos para el 2014 es de Bs. 552.632.553.461, significando un aumento neto de  Bs 156.225.805.274 respecto al del año pasado, cuando el total fue de Bs 396.406.748.187. Esta diferencia es diferente si calculamos la depreciación del poder adquisitivo como consecuencia de la inflación. Si le sumamos al monto del 2013 la cifra de inflación calculada por el Banco Central de Venezuela, que fue de 56%, el resultante sería Bs. 618.394.527.171, por lo que en vez de aumentar disminuyó en Bs. 65.761.973.710

A pesar que discursivamente el Ejecutivo Nacional insiste en el área social, los datos reflejan que existe más preponderancia en el sector militar que en la mayoría de las instituciones que deben garantizar estos derechos. El Ministerio de Defensa ejecuta una partida de Bs. 35.042.404.376, mientras que otras instituciones reciben un monto mucho menor. Calculemos las proporciones para este 2014: Defensa recibió 5.3 veces más dinero que el Ministerio de Alimentación; las Fuerzas Armadas recibieron 7.6 más presupuesto que el Ministerio del Ambiente; Los militares recibieron 8.6 veces más dinero que el Ministerio de Agricultura y Tierra; El despacho castrense recibió 10.7 veces más recursos que el Ministerio de Vivienda. Sin embargo, los abismos más grandes es con otras instituciones. A los militares durante el 2014 les fue asignado 20 veces más presupuesto que al Ministerio de Cultura, 22.3 veces más dinero que al Ministerio de Deportes, 43.7 veces más que el Ministerio de Juventud y 44.2 veces el presupuesto del Ministerio de la Mujer. Según la Ley de Presupuesto 2013 las Fuerzas Armadas están compuestas por 146.786 personas, mientras que según el Censo 2011 la población indígena del país está conformada por 725.128 personas. A pesar de esto, los militares para el 2014 recibieron 166.8 veces más dinero que la partida presupuestaria para los pueblos originarios.

El pasado 14 de abril, a propósito del Día Mundial de Acción contra el Gasto Militar, el experto de la ONU Alfred de Zayas opinó que “Toda democracia debe involucrar a la sociedad civil en el proceso de establecer los presupuestos y todos los sectores sociales deben ser consultados para determinar las prioridades reales de la población”. El énfasis presupuestario destinado a las Fuerzas Armadas en el país confirma el proceso de militarización entre nosotros.  (Publicado en el Diario 2001)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s