Piden impedir extradición a Alemania

Rafael Uzcátegui

A principios del mes de julio fue detenido en Mérida el ciudadano alemán Bernhardt Heidbreder, sobre quien pesa hoy una orden de extradición. Heidbreder ha sido acusado de participar en las acciones del grupo K.O.M.I.T.E.E, quienes a mediados de los 90´s protestaban contra la feroz represión contra los inmigrantes desarrollada por el Estado Alemán, al cual acusaban de racista. En la época, centenas de refugiados kurdos huían de Turquía, un país asolado por sucesivos golpes militares y violaciones a los derechos humanos. La policía alemana los detenía masivamente para devolverlos a un país donde serían cruelmente castigados. Una situación similar experimentaban los refugiados de guerra procedentes de la antigua Yugoslavia, que también eran devueltos sin contemplaciones. Entre las acciones que avalaban esta política contra inmigrantes se encontraba la ampliación de los diferentes centros de detención a prisioneros. Uno de ellos fue una antigua cárcel de mujeres ubicada en Berlín-Grünau, la cual fue desocupada para ser reestructurada como lugar transitorio para 400 personas a ser devueltas. K.O.M.I.T.E.E. denunciaba que Alemania era uno de los aliados militares más importantes de Turquía, tanto por el  suministro de armas como en la formación de sus cuerpos policiales. Por ello hicieron de la solidaridad con ese país uno de los focos de su actividad.

En 1994 realizan un atentado contra instalaciones del ejército alemán en Bad Freienwalde (cerca de Berlín), incendiando el edificio. Nadie resultó herido en la acción de impacto propagandístico. Un año después intentan impedir la apertura de la nueva cárcel para inmigrantes. Horas antes distribuyen volantes en los alrededores anunciando la demolición de la prisión, y minutos antes de la acción el grupo comando que lo llevaría a cabo fue descubierto por la policía, lo que obliga a sus integrantes a emprender la huida. El Estado alemán acusa a Heidbreder de ser parte de la organización de este ataque frustrado, quien desde ese momento huyó de su país.

El grupo de apoyo a este antimilitarista y antifascista germano en Venezuela están pidiendo que  se niegue la solicitud de extradición realizada: “Esta extradición -declararon- fortalecería la política expansionista y militarista del gobierno alemán, quien suministra armas y tecnología a gobiernos violadores de derechos humanos”. El grupo de apoyo rechaza que a Heidbreder sea calificado como terrorista: “Las motivaciones de sus actos, que nunca dañaron a ninguna persona, eran claramente políticos, para denunciar los abusos del gobierno alemán contra inmigrantes y países vecinos”. Este rechazo es clave en la estrategia de defensa pues todos los tratados bilaterales y multilaterales suscritos por Venezuela no contemplan la extradición cuando se trata de “delitos por motivaciones políticas”. En cambio, delitos tipificados como “terrorismo” significarían, jurídicamente, la extradición automática. ¿Cuál será la decisión del gobierno venezolano? Estaremos atentos. (Publicado en el diario 2001)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s