El Consejo Nacional Indio de Venezuela

Rafael Uzcátegui

En el diagnóstico sobre el derecho a la asociación indígena en el país, realizado por Laboratorio de Paz a finales del 2013, se hace una cronología sobre los inicios del movimiento por los derechos de los pueblos originarios en Venezuela. Uno de los resultados de la investigación fue la constatación de la escasa literatura que da cuenta de este recorrido, así como la ausencia de publicaciones y centros de documentación donde se pueda consultar esta historia, que depende en gran medida de la tradición oral. Uno de los pocos títulos existentes es la obra “Movimiento Indígena en Venezuela”, del antropólogo Nemesio Montiel.

Los primeros indicios de un movimiento indígena datan del llamado “trienio adeco”, 1945 a 1948, con la creación de la llamada “Comisión Indigenista Nacional”, con lo cual se desarrolla una política desde el gobierno. No será hasta finales de los 60´s que estas iniciativas oficiales sean cuestionadas y como contraparte, en 1970, se organiza en Caracas el “Congreso de Indios de Venezuela”, cuya segunda edición, dos años más tarde, acuerda promover la creación de federaciones indígenas por todo el territorio nacional. Por esos mismos años las organizaciones de izquierda también estimulan la creación de organizaciones indígenas, especialmente a partir del Congreso Cultural de Cabimas contra la Dependencia y el Neocolonialismo, realizado en 1970. Un año después una delegación venezolana asiste a un simposio sobre el tema en Barbados, cuya declaración acuerda canalizar esfuerzos en pro de la “liberación indígena” en el continente. Una década más tarde, luego de diferentes esfuerzos con tensiones debido a la vinculación de los partidos políticos, se crea en 1983 el Consejo Nacional Indio de Venezuela (CONIVE), el cual existe hasta el día de hoy. La carta fundacional de CONIVE establecía que entre sus objetivos estaba: “Fortalecer y desarrollar una correcta política con los distintos movimientos indios y movimientos aliados que militan en las perspectivas de un proyecto propio y autónomo frente a los partidos y al Estado, a la empresa privada y a otros intereses extraños”. Durante la década de los 90´s CONIVE protagonizó diferentes luchas por la defensa de los derechos de las comunidades aborígenes, como la defensa de la educación indígena y la denuncia de la Masacre de Haximú (1993). El momento cumbre fue la participación de constituyentistas de CONIVE que lograron la redacción del capítulo de derechos indígenas presente en la Constitución aprobada en 1999.

A partir de ese momento comienza el eclipse de esta iniciativa nacional indígena, debido al proceso de cooptación estatal, fragmentación y división a lo interno de las organizaciones regionales. Hoy existe un amplio descontento de las bases con el papel de CONIVE. En el estudio realizado el 58% considera su actuación como irregular mientras el 42% lo valoró como deficiente. Este 12 de octubre es un buen momento para que los indígenas reflexionen sobre la necesidad de retomar sus organizaciones.  (Publicado en el diario 2001)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s