Los numeritos en vivienda

Mvivienda11

Columna de Provea en Correo del Caroní redactada por Rafael Uzcátegui

En el año 2007 Provea alertó acerca de la situación de estancamiento en la Misión Barrio Adentro, afirmaciones basadas en cifras oficiales y en denuncias recogidas en usuarias del sistema. Como respuesta una serie de altos voceros del gobierno descalificaron a la organización, y un conocido periodista pro-oficialista, director de un periódico de circulación nacional, calificó las cifras reveladas como “los numeritos de Provea”. A finales de ese año el propio presidente Hugo Chávez reconoció los problemas existentes en dicha política pública y la necesidad de “reimpulsarla”, lo cual ratificó las denuncias que habíamos realizado meses atrás.

Hoy, basados también en las propias cifras oficiales, estamos en el deber de alertar sobre la misma situación de estancamiento, pero en la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), lo cual afecta a las decenas de familias de escasos recursos que esperan que la adjudicación prometida de una vivienda propia se haga realidad. Este análisis preliminar se realiza, exclusivamente, basados en las Memorias y Cuenta de los años 2013 y 2014 divulgados por el propio Ministerio de Vivienda y Hábitat.

El primer dato a destacar es el relativo a la construcción de viviendas. En el año 2013 se edificaron, según el reporte. 201.074 casas a nivel nacional la mayor cifra registrada durante el desarrollo de la GMVV – 200.080 viviendas en el 2012 y 146.022 casas en el 2011-. Sin embargo, según el informe de gestión siguiente la cantidad disminuyó a 64.680 viviendas construidas en el año 2014, una reducción drástica del 310%.

Dicha reducción genera preocupación sobre la real situación de la GMVV. Si bien habría que esperar datos de por lo menos dos años más para hablar de la existencia de una tendencia, lo cierto es que la situación económica del país no pareciera hacer posible la voluntad de construir un número importante de casas por año. De hecho, la propia institución enumera una serie de obstáculos, en su informe 2014, que atentan contra sus objetivos. El primero es la escasez en rubros imprescindibles para la construcción “tales como cemento, cabillas, cerámica, piezas sanitarias, techo, malla truckson y tubos estructurales en otros, ocasiona retrasos considerables en la ejecución de la obra en vista que no se cumple con los despachos regulares insumos de los mismos hacia los desarrollos habitacionales que están en plena ejecución”. Por otra parte se indicó que la asignación de recursos presupuestarios debe “ajustarse a la realidad económica”, pues “Para el año 2014 el presupuesto Ley para el Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat volvió a sufrir una baja con respecto al año 2013, lo cual trajo como consecuencia la deficiencia en algunas partidas presupuestarias”. Sobre la asignación presupuestaria tenemos que, como se informa, durante el 2013 se invirtió la cifra de Bs. 13.151.198.438 la cual para el año 2014 se redujo a la mitad para llegar a los Bs. 6.555.169.481. Un tercer elemento es el “atraso en los desembolsos de los recursos asignados, los cual generó demora en los pagos oportunos nuestros proveedores”.

Como Provea ha advertido durante varios años consecutivos, la presentación de la Memoria y Cuenta en materia de vivienda presenta importantes fallas metodológicas, sin continuidad en los indicadores ni la necesaria desagregación de los datos, que permitan la comparación de los avances y retrocesos durante los diferentes períodos. Por ejemplo, el informe de gestión del año 2014 no da un estimado de las viviendas a construirse durante el año 2015, pero en contraste detalla que se realizará la “Impresión de 15 gigantografías, 100 pendones, 20 rótulos, 20 tarjetas de invitación y/o felicitación, 80 convocatorias o comunicados sobre los operativos internos, entre otros. Elaboración de 30 propuestas para impresión en franelas institucionales. Diseño e impresión de material POP: 20.000 libretas, 20.000 bolígrafos, 20.000 lápices, 20.000 etiquetas, 20.000 llaveros y 20.000 rompecabezas”.

Según las propias cifras emitidas por el despacho rector, los canales de participación para las personas sin vivienda propia también disminuyeron significativamente. En el año 2013 se informó la realización de 336 asambleas de viviendo-venezolanos y la constitución de 136 Comités de Batalla Hugo Chávez en los urbanismos de la GMVV. Para el año 2014 se divulgó sólo la realización de 9 asambleas de viviendo-venezolanos. Para el 2013 no se informó de la construcción comunitaria a través de las llamadas Organizaciones Comunitarias de Vivienda (OCV), afirmando que se habían programado por esta estrategia la edificación de 5.502 viviendas en todo el país. No obstante el informe del año siguiente no registra si esta meta se realizó o continúa en ejecución. Lo que si se informó fue la construcción de 4.859 casas, en 66 desarrollos habitacionales, pertenecientes a las OCV del acuerdo interinstitucional Minvih-Ipasme.

La situación en vivienda confirma el retroceso generalizado en materia de derechos sociales que ha incidido en el aumento de la pobreza en el país, lo que debería suscitar tanto la alarma como la reflexión de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s