Nodos & Redes: Indalá: De cacri a mestiza

mayo_2013 174

Rafael Uzcátegui

Indalá se nos murió hace dos meses. Tenía 13 años con nosotros. En julio de 2002 la fuimos a buscar a Aproa, en una de las jornadas de adopción semanales de perros y gatos que hacían en plena calle en San Bernardino, bajo unos toldos. Ese día los peludos estaban dentro de un corral de bebé. Había uno blanco que atraía las miradas debido a su carácter juguetón. Dentro de una jaula estaba una perrita de un mes, temblando y con la mirada triste. El blanco no tardarían en llevárselo así que, en ese espíritu cristiano tan característico de los ateos, nos decidimos por la que parecía más frágil. Aproa nos hizo firmar un papel donde asumíamos las responsabilidades de adopción. Al día siguiente la desparasitamos, le curamos la sarna en una oreja y le llamamos Indalá. La nuestra era una perra sin raza definida, con tonos negros, marrones y blancos en su pelaje, de mediano tamaño, inquieta y cariñosa. Cuando la situación el país alcanzó diferentes grados de intensidad debido a la conflictividad política, Indalá nos ahorraba dinero por consultas psicológicas y se convirtió en nuestro cable a tierra, a que en alguna parte seguía moviendo su cola la bondad y la amistad. Hoy reconozco como dicha aquello que sentía cada vez que al llegar a casa, a cuadra y media de distancia, silbaba e Indalá aparecía en la ventana que da a la calle. Razón tuvo Kafka cuando escribió “Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro”.

El documental “Cacri” del joven venezolano Leon Lacourt nos enseñó que sólo los perritos callejeros y sin casa merecen esa denominación. Los caninos que no tienen raza ni pedigree, pero que cuentan con un techo y afecto, deben llamarse “Mestizos”.

Amigos de los animales  

Hay muchos más, por razones de espacio me limito a nombrar sólo algunos fuera de la política oficial de “Misión Nevado”. Aproa es la organización histórica de defensa de los animales en Venezuela, siendo pioneros entre nosotros en campañas como las que rechazan las corridas de toros. Su financiamiento proviene de las consultas veterinarias que ofrecen y de los apoyos de sus socios, y sus jornadas de adopción de perros y gatos puede consultarse en su cuenta facebook. AnimaNaturalis se define como una organización con presencia en España y Latinoamérica, trabajando temas como animales en la industria de la alimentación, laboratorios, vestimenta y espectáculos. Sus convocatorias, en el caso venezolano, se difunden desde su plataforma Facebook. La Red de Apoyo Canino es una asociación civil con foco en jornadas de esterilización masivas y a bajo costo para perros y gatos en estado de abandono, talleres para veterinarios con sensibilidad social y campañas informativas de respeto y cariño sobre la fauna doméstica. Su twitter es @apoyocanino y su correo de contacto info@reddeapoyocanino.org. Perrito Callejero es una iniciativa de ayuda a los caninos sin hogar, “una mano amiga para quien no puede hablar”. Aunque no tienen capacidad para dar refugio, promueven campañas de adopción e informativas a través de diferentes redes sociales. Su instagram es @perritocallejer y sus cuentas twitter @perritocallejer, @GaticoCallejer y @NegraAtenas. “Adopta no compres” es el lema de la iniciativa Colas En Movimiento, quienes también cooperan en casos de perros perdidos, que pueden reportarse al teléfono 0426-111.29.36 o por su instagram https://instagram.com/colasenmovimiento/

Menos cacris, mas mestizos

En octubre de 2014 a Indalá le diagnosticaron cáncer y sufrió una primera operación. Los años le pasaban factura, tenía cataratas que disminuían su visión y ya no respondía como antes a mis silbidos. En marzo una infección en su intestino reflejaba que su enfermedad volvía a aparecer. A pesar de las visitas al veterinario, no respondió a los tratamientos y era incapaz de pararse en sus cuatro patas para orinar. Aquella noche que miró con indiferencia el pollo con arroz que le habíamos preparado, entendimos que no había vuelta atrás y tuvimos que tomar la decisión más difícil de nuestra vida. No ha sido fácil acostumbrarse que ya no está: No vale poner la música alta, nuestro apartamento es muy silencioso sin su presencia.

Desde hace 13 años nos hemos convertido, por experiencia propia, en promotores de la adopción de perros y gatos. Atrévanse a convertir un cacri en mestizo y ganen un amigo para buena parte de la vida. (Publicado en Contrapunto.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s