Crítica a la “visión crítica”

rafael uzcateguiRafael Uzcátegui

En la propuesta de Plan Nacional de Derechos Humanos, actualmente en difusión por el gobierno, llama la atención la frase “Visión Emancipadora, Crítica y Alternativa” (VECA) de los DDHH, la cual cruza transversalmente la propuesta de más de 60 páginas. Esta curiosa necesidad de adjetivar los DDHH proviene de un grupo de activistas e intelectuales que durante la década de los 90´s integraron las organizaciones del área, pero que desde 1998 forman parte de la burocracia bolivariana, a distintos niveles. Estas personas han dedicado sus esfuerzos a varias áreas. Una ha sido promover lo que denominan “visión crítica” de DDHH. A esto nos queremos referir.

Es legítimo y democrático que los venezolanos promuevan las propuestas ideológicas que bien entiendan, que hagan proselitismo y que intenten ganar todos los apoyos y adhesiones posibles. Lo que no es honesto es que, por medio de una “viveza”, impongan su visión parcial al resto de la población. Si usted se toma la molestia de leer la propuesta completa del Plan Nacional de DDHH –no el tríptico, no el encarte resumido en prensa-, podrá constatar que la frase VECA se repite 23 veces en el texto. Todo un “bachaqueo” ideológico.

¿Qué es la VECA? No se sabe. El buscador Google apenas ofrece 1 (léase “un”) resultado, y es el propio documento del Plan. Al ser una frase vacía, la propia propuesta establece que será en la ejecución del Plan que se llenará de significado: Se destina dinero para investigaciones, encuentros y propaganda de la VECA. Incluso, un premio para el activista más VECA del año. El único texto hoy disponible de acceso público es “Los derechos humanos desde el enfoque crítico”, una recopilación de textos de los críticos de la Defensoría de la época de Gabriela del Mar Ramírez. De ese libro, cito: “Sólo la sociedad socialista, en tránsito hacia la sociedad comunista, puede garantizar el cabal ejercicio de los derechos humanos y ciudadanos”. Como tal espíritu se repite en el conjunto de los autores, conluyo: La VECA es el eufemismo para la lectura marxista sobre los DDHH, que en los tiempos post-ideológicos que vivimos no se atreve a presentarse como tal. Reitero: Cultivar esta visión es lícito y respetable. No lo es imponerla como una política pública estatal para quienes no coinciden con ella. Si el Plan se aprueba como está, sería desarrollar la discriminación bajo el maquillaje “derechos humanos”.

El sectarismo no es lo único cuestionable. También lo es falsear la historia, el contexto y el propio desarrollo de los DDHH. No es verdad que Latinoamérica sigue siendo amenazada por “el neoliberalismo” –cuando los Estados han recuperado su capacidad regulatoria y de atracción de capitales-; Es mentira que los “liberales” han monopolizado los DDHH, cuando cientos de militantes de izquierda han sido parte de sus luchas; Es ficción argumentar “conspiración” como causante de la primacía de los derechos civiles sobre los sociales en décadas pasadas, días de dictaduras militares. Por último, como demuestra la URSS, China o Cuba, es simplemente delirante hoy creer que el marxismo sea la receta mágica para la dignidad humana. @fanzinero (Publicado en Tal Cual)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s