El materialismo dialéctico y RCTV

BillosCaracasBoys-discoRafael Uzcátegui

La reciente decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre la suspensión de la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV) resucita un debate que, como los de la mayoría en el país, quedó a medias y secuestrado por los lugares comunes: La democratización del espacio radioeléctrico del país.

Si bien es cierto que RCTV, como todos los medios en el país, poseía su línea editorial, abiertamente opositora al gobierno de Hugo Chávez, fue un error limitar al primer canal de señal abierta en el país únicamente a su dimensión político-ideológica. De hecho si algún día se hace el inventario de errores del bolivarianismo, esta decisión se encontrará dentro de los primeros hitos, pues como lo dijeron los analistas en su momento, la sensación de despojo que sintieron amplios sectores de la población se tradujo en la pérdida de apoyo popular en la propuesta de reforma constitucional del 2007. RCTV, salvo momentos puntuales, siempre contó con el primer lugar de sintonía (alrededor del 34-36%) debido a su aura “popular” –aunque el chavismo lo niegue-, que antagonizaba con la percepción elitesca que exudaba el llamado Canal de la Colina, Venevisión. Paradojas que el canal del miembro de la lista Forbes haya cumplido su sueño dorado, monopolizar la sintonía televisiva en territorio venezolano, gracias a un gobierno que se calificó como “antiimperialista” y “revolucionario”.

El error histórico del materialismo dialéctico siempre fue reducir la compleja experiencia humana a la perspectiva economicista y de lucha de clases. Lo diré de una vez: Lo que queremos expresar no es la defensa del canal de Bárcenas, sino entender lo que significaba, y significa, para el imaginario sociocultural venezolano cimentado en el siglo XX. RCTV no era únicamente una empresa propietaria de 4 ó 5 familias, sino pésele a quien le pese, un dispositivo de símbolos que poseían una conexión emocional y afectiva con las “masas” venezolanas. RCTV pertenece a la época analógica, pre-internet, en el que las familias se reunían en torno a la pantalla chica. Y esa experiencia generó sentimientos gratos en la historia de amplios sectores populares y medios del país. Hay novelas del canal 2 que marcaron pauta, no sólo por sus contenidos y actuaciones, sino por las canciones que las musicalizaron, parte de la banda sonora de varias generaciones entre nosotros. Los personajes y gags de Radio Rochela, otro ejemplo, mitificados hoy por el tipo de comedias que habitan los canales endógenos que mal-compiten con lo que exhibe la televisión por cable. Le digo más: Si usted revisa la caratula del disco de la Billo´s que desde 1965 musicaliza las fiestas de fin de año de los venezolanos, podrá constatar que junto a José Luis Rodríguez, Cheo García y Memo Morales se encuentran, alzando las copas, los artistas de RCTV de la época.

El cierre de la transmisión abierta de RCTV, por otro lado, inauguró la “resistencia pasiva” de las bases de apoyo del bolivarianismo a sus contornos más autoritarios. Porque la decisión de no ver TVES ha sido, todo este tiempo, intencional y consciente: Un canal que por costumbre o curiosidad debió haber tenido, en su primer mes por lo menos, un tercio de aquella alta sintonía, pero que en cambio hasta hoy nunca ha superado el 3%. @fanzinero (Publicado en Tal Cual)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s