ONG exigen una investigación imparcial sobre los asesinatos de los indígenas warao Belki y Samaritana Mendoza, así como la libertad de los sobrevivientes y testigos del crimen

Familia-de-madrea-warao-asesinada

(La denuncia fue puesta ante la Comision parlamentaria de los Pueblos Indigenas de la Asamblea Nacional. Foto: Melquiades Avila. Fuente foto: El Pitazo)

(Caracas 8 de mayo de 2019) El día 29 de abril alrededor de las 7 de la mañana, 25 indígenas waraos de la comunidad de Mariusa, en Delta Amacuro, salieron en dos (2) embarcaciones fluviales en busca de agua dulce a un pozo ubicado aproximadamente a un kilómetro de la comunidad. Alrededor de las 10:30am, en el retorno fueron alcanzados por una lancha tipo peñero con 2 motores, de procedencia, en dirección hacia Trinidad y Tobado, tripulada por 2 personas del mismo origen. Indígenas waraos para aligerar la carga de sus embarcaciones -llevaban 16 bidones con capacidad para 200 litros cada uno-, pidieron apoyo para ser trasladados hasta la comunidad. Primero recogieron a 9 waraos de la primera embarcación y posteriormente a 11 waraos de la segunda para un total de 20 indígenas.

En el trayecto hacia la comunidad de Mariusa, indígenas divisaron una embarcación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que se dirigía en dirección a ellos. En la misma se encontraban 5 funcionarios, 4 de ellos tenían los rostros tapados con pasamontañas, 1 sólo estaba descubierto cuya identidad fue reconocida por Waraos, un funcionario al que denominaban el Sargento López. Al acercarse comenzaron a hacerles señas, algunos con las manos en alto mientras se identificaban: “somos los waraos, somos los waraos de Mariusa”. Acto seguido se escucharon 2 disparos y una ráfaga. Los indígenas se tiraron al piso de la embarcación para resguardarse, cuando se hizo silencio se percataron que habían disparado contra ellos.

Pasado un rato oficiales se aproximaron a la embarcación y Waraos reclamaron “López qué hiciste, nos dispararon”. El sargento respondió según testimonios: “Yo disparé al motor”. Belki Mendoza de 23 años embarazada de 6 meses y Samaritana Mendoza de 6 años resultaron asesinadas y Edgar Pérez de 42 años resultó herido de bala en el pie derecho, fueron llevados a la morgue del hospital Dr. Luis Razetti y Pérez fue atendido en el recinto hospitalario.

Waraos niegan conocimiento y rechazan contundentemente su vinculación con cargamento de droga que funcionarios de la GNB alegan fue encontrada en la embarcación

Seguir leyendo “ONG exigen una investigación imparcial sobre los asesinatos de los indígenas warao Belki y Samaritana Mendoza, así como la libertad de los sobrevivientes y testigos del crimen”