Aparece Cuarentena Fanzine: una revista colaborativa realizada bajo aislamiento sanitario

(Caracas, 15 de junio de 2020). A partir de este lunes 15 de junio, a las 5 de la tarde hora venezolana, aparece “Cuarentena fanzine”, una publicación cultural realizada colaborativamente durante los días de aislamiento por Coronavirus. La revista, con más de 200 páginas de contenido, difunde textos de autores de varios países de América Latina sobre música, poesía, cine, ilustración, diseño y la propia pandemia, divulgado como parte de la campaña #QuedateEnCasa.

Fanzine es la abreviación de “Fanatic magazine”, un tipo de publicación irregular aparecida a finales de los 70 a partir de la creación de la fotocopiadora Xerox, que permitía la duplicación de revistas artesanales de tiraje limitado. El espíritu del fanzine, pero llevado a las pantallas de los smartphones, ha sido el formato seleccionado por el venezolano Rafael Uzcátegui para, en sus palabras, “canalizar la energía creativa represada en casa durante el aislamiento sanitario”.

Cuarentena Fanzine es una publicación de más de 200 páginas de contenido diseñadas para ser leídas en los smartphones y tablets, en formato PDF, de descarga gratuita. Los textos versan sobre el propio Coronavirus, entrevistas con Flavio Pedota -director de la película venezolana Infección-, las bandas Limpiacabezales (Barquisimeto) y Delito (Caracas), fotografías de la Fototeca de Barquisimeto sobre los ballets infantil de la ciudad, poesía de Elías Yánez, ilustraciones de Imerio Soto, la galería imaginaria “Caracas City Rockers y un dossier especial sobre el punk latinoamericano.

Cuarentena Fanzine cuenta con las colaboraciones de Martín Roldán Ruiz (Perú), Cristóbal González y Johanna Watson (Chile), Fernando Hurtado (Bolivia), Sebas Tian (Argentina), Jorge Fúnebre Jourdan (Paraguay), Ramita (Uruguay) y Rodrigo Rodríguez, Hadit Montero, Luis Bautista, Salomón Amaya, Daniel Graterol, Ernesto Cuerdas Duras, Kerly Gómez y Carlos Eduardo López de Venezuela.

Rafael Uzcátegui ha realizado fanzines y participado en publicaciones alternativas desde el año 1990. Algunas de ellas han sido El Provo, El Libertario, Exilio Interior Fanzine, Canchunchú Florido, Epa Isidoro, Naufrago de Itaca, entre otras. También es compilador del libro “Educación Anterior: Una historia incompleta del punk en Venezuela” (www.punkenvenezuela.com) y, desde el año 2005, como sociólogo y activista es Coordinador General de la ONG de derechos humanos Provea.

Esta publicación forma parte de la campaña #QuedateEnCasa que, en palabras de Uzcátegui: “En Venezuela ha sido realizada en un 80% por gestores culturales independientes y no estatales. Esta energía movimientista ratifica la capacidad de la sociedad venezolana para regresar a la democracia”.

Cuarentena Fanzine puede leerse online en https://issuu.com/rafaelleonardouzcategui/docs/cuarentenaissuu

Cuarentena Fanzine puede descargarse gratuitamente de:
https://mega.nz/file/UeoAhKIK#x4RPoFhDxgmceuEPOPhcyc3upyKqrxd9JrN_LzKCzSs

https://es.scribd.com/document/465702435/Cuarentena-Fanzine-una-revista-colaborativa-realizada-bajo-aislamiento-sanitario

O solicitarse al correo electrónico: cuarentenafanzine@gmail.com

Te invitamos a participar en “Cuarentena” un fanzine colaborativo sobre la historia del punk en Venezuela y Latinoamerica

cuarentenazine

Las medidas contra el Covid-19 nos mantienen a muchos en nuestras casas. Para enfrentar la ansiedad producto del aislamiento, estamos invitando a participar en “Cuarentena”, un fanzine colaborativo de edición única.

Cuarentena Fanzine (CF) tendrá como tema la historia del hardcore punk venezolano (o latinoamericano). Queremos publicar textos que, desde una perspectiva personal, reflejen el desarrollo y evolución de estos géneros musicales, y sus emprendimientos contraculturales, en nuestro país. ¿Cómo llegaste al punk?, ¿Qué conciertos y episodios recuerdas especialmente? ¿Qué era lo que más atraía del género? Pueden ser algunas de las preguntas a contestar en los escritos. Pueden ser textos ya publicados anteriormente o escritos especialmente para CF.

Cuarentena Fanzine será un fanzine digital a difundirse libremente en formato PDF, diagramado de manera tal que cualquiera de los participantes pueda imprimirlo en físico en el futuro.

Puedes enviar tus colaboraciones, hasta el día 01 de mayo de 2020, al e-mail cuarentenafanzine@gmail.com

Public Radio International: Rabia contra la crisis: la escena punk de Venezuela encuentra una nueva voz en Bogotá

Luke Taylor

El guitarrista deja de jugar con sus pedales cuando el cantante principal, vestido con largas rastas y jeans negros, se acerca al borde del escenario.

“Este está dedicado a la policía”, le dice a la multitud, antes de bajar y unirse a ellos.

La banda crea un agresivo muro de ruido cuando la cantante principal, Susana González, grita letras políticas criticando la opresión y la brutalidad policiales.

Es un sábado por la noche en un espacio cultural nuevo y elevado en un barrio arenoso en Bogotá, la capital de Colombia, y de las ocho bandas en la alineación, cuatro provienen de la vecina Venezuela.

Bogotá ha tenido durante mucho tiempo un gran movimiento punk clandestino: expresiones de contracultura en un país plagado de corrupción, desigualdad y violencia relacionada con el narcotráfico. Pero la escena ha explotado en el último año con más bandas y conciertos que nunca, dicen los seguidores.

Este crecimiento reciente se alinea con el éxodo masivo de los punks venezolanos, algunos músicos veteranos, otros más nuevos en la escena, que han llegado a Bogotá en los últimos años.

El mosh con codos voladores y las botas Doc Marten se aceleran y estalla una pelea entre dos mujeres jóvenes, pero la mayoría de los espectadores están demasiado absortos en la música, o demasiado intoxicados con la barata caña de azúcar fermentada, para darse cuenta.

“Mírame a los ojos sin miedo, sin estrellas en el pecho …” grita González.

2019-11-04-colombia-punks-03
Susana González, cantante principal de Exilio, en su oficina en Casa Rat Trap, el espacio de artes cooperativas en el que trabaja en Bogotá, Colombia, el 19 de octubre de 2019.

González, de 40 años, de la ciudad de Puerto La Cruz, en el este de Venezuela, es una de esas llegadas que cruzó la frontera con su compañero y guitarrista de su banda, Exilio, en julio de 2017.

Como la mayoría de los miembros de las bandas de punk venezolanas en Bogotá, decidió irse cuando la crisis de su país se volvió insoportable. En el caso de González, dice que la presencia constante de un automóvil blindado estacionado en su vecindario para intimidar a los residentes y la imposición de toques de queda estrictos durante un período de fuertes protestas en el verano de 2017 la llevaron al límite.

“Más que no poder tocar en una banda, no es tener electricidad, comida ni agua para beber”, dice. “Y luego está la fuerte violencia: puedes salir, pero no sabes si vas a volver”.

Exilio fue formado por tres migrantes venezolanos que se reunieron en Bogotá después de dejar atrás a sus amigos y familiares para buscar un nuevo comienzo.

A medida que la crisis política y económica bajo Nicolás Maduro se ha intensificado en los últimos años, más de cuatro millones de personas han huido de la escasez generalizada de alimentos y medicinas, apagones y violencia indiscriminada.

La crisis de hoy ha producido una nueva ola de jóvenes enojados que expresan su ira a través de pesados ​​riffs de guitarra y voces aullando. Siguen los pasos de los punks que produjeron algunas de las bandas más feroces en Venezuela en respuesta a la agitación política durante la década de 1990. Pero la ira sin precedentes ha transformado por completo la subcultura.

Los jóvenes se han visto afectados por la gravedad de la crisis, dice Johnny Castro, bajista y cantante de la banda Apatía No, otro miembro de la diáspora que ha hecho de la capital andina su nuevo hogar.

“Puedes ser un punk en tu propia casa, y puedes usar la ropa, pero afuera es bastante difícil ser un punk cuando no tienes dinero para cuerdas de guitarra”, dice.

Llegar a fin de mes es difícil, pero existe el desafío de vender entradas para conciertos cuando el salario mínimo de Venezuela es de $ 2 al mes. Tocar guitarras eléctricas durante un corte de energía plantea otro desafío.

Algunos de los lugares más grandes de Venezuela se han visto obligados a cerrar y algunas de las bandas más grandes se han exiliado en todo el mundo.

Los que permanecen se acercan al chavismo para obtener fondos estatales o tocar en conciertos organizados por el gobierno para promover el régimen de Maduro, según Castro.

El guitarrista de Apatía No está en Alemania, su batería está en México, y Castro, el cantante y bajista, vive en Colombia. Solo se reúnen cuando viajan al extranjero en Europa o los Estados Unidos.

“Mientras que muchos músicos sueñan con viajar por el mundo, las bandas venezolanas sueñan con volver a casa”, dice Castro.

Pero aunque los jóvenes músicos están triturados, no están rotos del todo.

En Venezuela, algunas bandas continúan tocando gracias al apoyo de una organización no gubernamental que promueve los derechos humanos, Provea. La ONG ayuda a muchos que de otro modo no podrían hacerlo a grabar, producir, lanzar y distribuir su música.

Sus dos compilaciones de “Rock Contra la Dictadura” han permitido que 32 bandas graben y expresen su ira contra el gobierno, y su programa Música por Medicinas, en el que los fanáticos intercambian medicinas de repuesto por CD, está obteniendo suministros médicos muy necesarios para los necesitados. .

Los programas de Provea promueven los derechos humanos a través de la música y la cultura en un momento en que la crisis lo está matando, dice su fundador, Rafael Uzcátegui. El objetivo es crear espacio para la resiliencia y la resistencia contra una dictadura, cuando más se necesita.

“La falta de seguridad ha reducido el espacio público y el derecho a la recreación al mínimo”, dice. “Es muy importante ayudar a las personas de nuestro país a seguir haciendo arte y cultura, mostrar su talento y, a través de la expresión, ayudar a las personas a hablar sobre la situación”.

Pero criticar al régimen dentro de Venezuela plantea sus riesgos. El 19 de septiembre, Uzcátegui estaba esperando la entrega de inserciones de CD impresas en su oficina de Caracas para su último álbum, un tributo a las leyendas punk del país. Pero los insertos nunca llegaron.

El material fue confiscado por las fuerzas de seguridad nacional por contener una imagen subversiva tomada por el fotógrafo punk, Nelson Garrido, que representa a un oficial militar uniformado con cabeza de cerdo y un bolsillo lleno de billetes de dólares estadounidenses. El conductor de la entrega fue detenido e interrogado durante 24 horas en la infame prisión de Helicoide antes de que Provea ayudara a su liberación.

En Colombia, las bandas están utilizando su libertad política y su relativa estabilidad económica para criticar la crisis y crear conciencia.

González y el guitarrista de Exilio, Carlos Equiz, dicen que cruzar la frontera cambió su “chip”: de repente, una vez lejos del caos y la propaganda estatal, se restableció su percepción de la normalidad. Pero estaban furiosos.

Su banda anterior, que tenía un sonido más experimental y sobre el “caos celebrado como parte de la naturaleza” ya no servía. Ahora era “la energía y la ira” que sentían dentro de ellos, por lo que formaron una nueva. En lugar de celebrar el insoportable desorden, se oponen a él.

“He tocado en muchas bandas políticas, pero esta es la más política y la más enojada”, dice González. “No se puede hablar de estrellas, soles y planetas cuando hay un presidente matando gente”.

Ahora sus canciones abordan cuestiones que van desde la explotación del medio ambiente hasta las fronteras cerradas y la brutalidad policial.

Mientras que los venezolanos temen el ojo vigilante del servicio de inteligencia nacional, Exilio se alimenta de la libertad creativa recién descubierta.

González sabe que muchos en Venezuela siguen escuchando su música y espera que los “despierte”, haciéndolos tan críticos como ellos lo son.

Para Castro, se trata de correr la voz en todo el mundo a través de conciertos internacionales y hojas de letras traducidas.

La gente se nos acerca en Alemania y nos dice “no puedo creer que esto esté sucediendo”, afirma.

El proceso es catártico y expresa la crisis desde una perspectiva de primera mano sin “victimizar” a quienes la padecen, dice González.

Pero también es una forma de contraatacar.

“Algunos usan Internet para expresarse, otros escriben, pero aprovechamos el hecho de que estamos aquí y nadie puede tocarnos por componer música”, dice. “Las armas u otras armas no son necesarias para resistir, el miedo no es la única herramienta para contraatacar … Es mejor cuando las personas comparten sentimientos”.

https://www.pri.org/stories/2019-11-04/rage-against-crisis-venezuelas-punk-scene-finds-new-voice-bogot?amp&__twitter_impression=true

Agente Extraño adelanta difusión digital del disco “Ministro: ¿Cuál es su trabajo?” en agradecimiento por la solidaridad en caso José Mendoza

(Caracas, 21 de septiembre de 2019) Luego de la liberación plena del trabajador de la industria gráfica José Guillermo Mendoza, así como la devolución del material confiscado por la Policía Nacional Bolivariana, la agrupación caraqueña Agente Extraño, junto a las ONG Provea y Redes Ayuda, han decidido adelantar la fecha de la difusión de la edición digital del disco “Ministro: ¿Cuál es su trabajo? Un extraño tributo al punk venezolano”.

Esta producción rinde homenaje a bandas venezolanas del género punk rock de los 80, 90 y 2000, mediante la versión de sus canciones por parte del cuarteto Agente Extraño. Las bandas seleccionadas son Sentimiento Muerto, En Contra, 4to. Reich, Víctimas de la Democracia, Psh-Psh, Deskarriados, Apatía No, Primero Venezuela, Holocausto, Desorden Público, Toque de Queda, Gladys Cordero y La Leche. Algunos de los temas cuentan con la participación de integrantes originales de las bandas versionadas.

Esta producción forma parte del proyecto “Música por Medicinas” promovido por las ONG Provea y Redes Ayuda, que estimula el intercambio de fármacos vigentes por discos de artistas venezolanos. La edición física de “Ministro: ¿Cuál es su trabajo?” será presentado el próximo sábado 19 de octubre, durante el Festival Nuevas Bandas 2019, por medio de un concierto de la banda Agente Extraño de entrada libre. El disco podrá canjearse ese día junto al libro “Educación Anterior: Una historia incompleta del punk venezolano”.

Por su parte la edición digital del disco puede escucharse y descargarse, a partir de este 21 de septiembre, en la dirección: https://humanoderechorecords.bandcamp.com/album/ministro-cu-l-es-su-trabajo

De esta manera la banda Agente Extraño agradece a todas las personas que presionaron en la opinión pública por la liberación del trabajador de la industria gráfica José Guillermo Mendoza, quien fue detenido el 19 de septiembre cuando trasladaba los afiches insert del CD, tras considerar la fotografía de Nelson Garrido que lo ilustra como “material subversivo”.

La propuesta libre de los fanzines

Rafael Uzcátegui

La popularización de la fotocopiadora Xerox, inventada en 1938 pero masificada apenas en los años 60´s, permitió la aparición de un nuevo tipo de editores, aquellos que sin las presiones de los grandes tirajes de las imprentas offset o rotativas, podían duplicar sus boletines o revistas, literalmente, según la demanda, caminando un paso más en la democratización de la comunicación. Un hito ocurrió en julio de 1976 cuando un joven londinense llamado Mark Perry, influido por la contracultura punk en su apogeo, decide crear y fotocopiar una publicación que divulgue los músicos y actitud presentes detrás de los imperdibles y los pelos de colores. Sin las tensiones de la venta de publicidad o pagar los costos de altas impresiones, aquella revista sudaba irreverencia desde su aparición, tomando el nombre de “Sniffin glue” (Oliendo pega) por una canción de los Ramones. Del primer número de Sniffin Glue se fotocopiaron 50 copias. 14 ediciones después se vendieron 15.000. Aquel tipo de publicación se denominó “fanzine”, diminutivo de “fanatic magazine” y germinaron como hongos, desde la escena punk hasta el resto de las contraculturas y movimientos sociales.

Un fanzine, entonces, es una publicación de aparición irregular y libertad creativa, usualmente fotocopiada, destinada a comunidades de intereses específicos que no se identifican con otras revistas más tradicionales. Entre nosotros, quizás, los primeros fanzines fueron realizados por el movimiento juvenil “Poder Joven”, influenciado por los aires internacionales del mayo francés y locales de la renovación universitaria ucevista, muchachada cercana al partido Movimiento al Socialismo (MAS). Años después, la aparición de punks criollos también trajo la edición de fanzines, alrededor de las bandas Sentimiento Muerto y Desorden Público. A comienzos de los 90´s en Caracas se editaban “Anacreonte en horas muertas”, “Karacas resiste y Ataka” y “Correo A”, entre otros, pero entre los años 92 al 94 fue Barquisimeto la capital nacional de las llamadas “publicaciones alternativas”, con series con títulos como “El Caleidoskopio”, “El Provo”, “Caput Juves” o “Que hay de nuevo viejo”. Otras que circularon de mano en mano fueron “El Ghetto” y “Tierra bajo tierra”.

La masificación de internet hizo que los fanzines en papel perdieran fuerza al migrarse, bajo el formato blog, al mundo digital. Lo que tanto defendieron los editores de fanzines, que cualquiera pudiera expresarse por medios de bajo costo, era accesible a cualquiera que hiciera un click. Redes sociales son otro paso en la posibilidad de que la gente común pueda compartir contenidos e intercomunicarse libremente. Sin embargo, hay quienes siguen siendo apasionados de los formatos físicos, oler la tinta sobre el papel.  Si usted es uno de esos, está cordialmente invitado a la 1era Feria de Publicaciones Independientes “Un zine fin de semana”, a realizarse este domingo 14 de diciembre, de 3 a 7 de la tarde, en la sede del Banco del Libro de Caracas. La entrada es libre. (Publicado en 2001)

Crucifucks: Demo (1982)

De todas las bandas que han grabado con el sello “Alternative Tentacles” de Jello Biafra, el primer e histórico vocalista de los Dead Kennedys, una de las que mas me gusta son los Crucifucks. Las razones son varias. La primera la pinta anodina y nerds de los tipos, tras lo cual se esconde la creación de Doc “Corbin” Dart, autor de las letras mas corrosivas, provocadoras y llenas de humor negro de la banda, que les imprimió un sello indeleble hasta el día de hoy. Como culto al monstruo, el punk de los primeros tiempos, cuando estalló en su fase mas fecunda y creativa, era una fiesta donde estaban todos los marginados y vìctimas del bullying en primera fila. En segundo término, algunas canciones que combinaban los sonidos toscos y repetitivos con la voz esquizofrénica de Corbin, lo cual sigu siendo una delicia a pesar de los 30 años transcurridos. Su allbum debur, Crucifucks, no tiene desperdicio, ya el segundo es mas prescindible, ambos editados juntos posteriormente bajo el nombre “Our will be done”. Dos años antes de grabar su primera placa, en 1982, los Crucifucks grabaron un demo de 10 temas, dónde ya se registraba cabalmente el encanto del grupo, y que gracias a la magia colaborativa de internet, hemos podido obtener para compartir. Si en su debut ya sonaban primitivos, en esta grabación suenan deliciosamente “pote”. Buen provecho!

doc
Doc, cantante de Crucifucks

Para descargar el demo de 10 temas, acá: https://www.mediafire.com/?ba4c5cvtnp8jbxi

 

Los 200 mejores temas de punk latinoamericano según Exilio Interior Zine

artetotal

Por Exilio Interior Fanzine

La selección de temas que acá encontrarás fue escogida de manera muy subjetiva y personal, compilada en el año 2013 para la realización de un programa de radio, tipo podcast, por internet. Hay bastante amplitud con la inclusión de bandas de casi todas las tendencias del punk y hardcore de casi todos los países latinoamericanos, no por la calidad de las composiciones y grabaciones, sino especialmente por la actitud y por lo que la banda/canción significó en su momento. Los tres criterios fueron 1) Que por lo menos una parte del tema fuera cantado en castellano; 2) Que no fueran covers o versiones de otras bandas y 3) Que el registro no haya sido de un concierto. Acá hay comprimidos más de 20 años de mi vida, por lo que disfruté mucho juntando las canciones, con la mejor calidad que pude ubicar de mi propio archivo y de lo que pulula en internet. El punk, por lo menos el que me tocó vivir, siempre fue una comunidad para compartir cosas, por eso alentamos su libre descarga y difusión. El sonido hecho en esta parte del mundo fue especial precisamente por sus limitaciones y por el contexto en el que tuvo que sobrevivir. Si descubres bandas que no conocías o recordaste algunas que tenías olvidadas, estaré contento de conversarlo: exiliointeriorfanzine@gmail.com.

Naufrago, Exilio Interior Fanzine
Caracas, abril 2014

Para descargar los temas (800 mb): https://www.mediafire.com/?uyempwidyrs961a


LISTADO DE CANCIONES

Seguir leyendo “Los 200 mejores temas de punk latinoamericano según Exilio Interior Zine”

El Libertario # 72, falta el papel pero sobran las ganas

Portada#72

Está circulando este nuevo número del vocero ácrata de ideas y acción. En esta ocasión, y por primera vez desde su inicio en 1995, sólo en versión digital pues, como explicamos en el Editorial, con la situación venezolana actual es prácticamente imposible que un medio periodístico autónomo frente a los poderes del Estado y el Capital tenga acceso a los insumos requeridos para su impresión.
En todo caso, se ha diseñado el # 72 para que quien pueda y desee haga la impresión en tamaño carta de sus 42 páginas (21 hojas por ambas caras), cuyo índice de contenidos detallamos a continuación (cuando no se indica autor, es responsabilidad de la Redacción):

– Editorial
– El discreto encanto de la boliburguesía
– A veces llegan cartas
– Las fotos
– Doblepensar
– Declaración – Ahora más que nunca: Autonomía, Autogestión, Acción Directa y Solidaridad
– Piense como un “socialista” del Siglo XXI
– 12 preguntas frecuentes sobre febrero 2014 en Venezuela; por Pepe el Toro
– Fragmentos de un tiempo revuelto
– Febrero 2014: empieza el calor; por Sofía Comuniello
– Se acaba el mambo y lo que viene es joropo
– Crónica desde la ciudad de Mérida: ¡Ganas no me faltan!; por Viento sin Fronteras
– Propuestas para la protesta, protestas con propuesta; por Old Sideshowbob
– Propuesta anarquista ante la crisis venezolana; por Curare
– contra el paquete económico camuflado del madurismo
– Agoniza la economía nacional; por Humberto Decarli
– Quiebre moral; por Mariana
– Una hipótesis para visualizar el origen y prosperidad de la boliburguesía; por Armando Vergueiro
– Cemento: ¡Ah mundo ese aparecido que ahora sale en El Tocuyo!; por Sargento Montilla
– Lo que debe saberse de CIVETCHI y sus trabajadores presos
– “Somos wayuu, no bachaqueros”; por Prensa Provea
– Movimiento ambientalista venezolano y neo-extractivismo: la dificil resistencia; por María P. García Guadilla
– Los Piaroa ante 2 (o más) Estados; por Euclides Perdomo
– Minería, FARC y tolerancia estatal en Amazonas
– Carbón en el Zulia: 20 preguntas sin respuesta; por Yldefonso Finol
– Mi “lavado de cerebro” en la Universidad Bolivariana; por Gabriel Andrade
– Una contradicción llamada Juancho Montoya; por Curare
– Asi trata el PSUV a su disidencia interna
– entre dos mundos; por Pedro Pablo
– Las cárceles tras 15 años de “revolución bolivariana”; por Observatorio Venezolano de Prisiones
– Patriarcado con esteroides: La fiebre de la cirugía plástica; por Alan Furth
– Uruguay: Monsanto y la legalización de la marihuana; por Karen Hermosilla
– Escribe un supuesto “peruano” a unos supuestos “chilenos”; por compas de Chile y Perú
– La IFA en solidaridad con anarquistas de Cuba; por Internacional de Federaciones Anarquistas
– Suráfrica: A toda máquina con la “Marca Mandela”; por Tina Sizovuka
– En Viena la Pizzería “Anarquía” lucha por la (A) y contra el desalojo; por Pizzería “Anarquía”
– La economía del anarquismo: Algunas ideas básicas; por Anarcho
– ¡No vayas al circo que explote animales!
– Leer Libera
– La Soledad, una biblioteca móvil; por Daniel
– Noticias breves
– Humor y (A) en el bicentenario de Bakunin; por Puye y Autogestione
– Biblioteca Móvil La Soledad; cómic por EsboZine

Haremos todos los esfuerzos a nuestro alcance para reanudar la edición impresa en los números siguientes. Mientras tanto, invitamos a “bajar” esta edición digital desde nuestro blog http://periodicoellibertario.blogspot.com, o a solicitarla vía e-mail a periodicoellibertario@gmail.com; igualmente agradecemos correr la voz para que otras personas y grupos sepan de esta edición y dónde conseguirla.