Sabino Romero: Reto a la impunidad

Sabino RomeroColumna de Provea en Correo del Caroní redactada por Rafael Uzcátegui

El 27 de noviembre de 2008, en horas de la noche, un sicario asesinó a tres combativos dirigentes obreros del estado Aragua: Richard Gallardo, presidente de la UNETE-Aragua; Luís Hernández, dirigente sindical de Pepsi Cola y Carlos Requena, delegado de prevención de Produvisa. Los tres sindicalistas se encontraban en Cagua, luego de apoyar la huelga en la empresa Alpina, la cual había sido reprimida por Poliaragua. El triple asesinato causó indignación entre organizaciones sindicales del país, mientras que iniciativas gremiales de otros países exigían una investigación expedita y transparente de los hecho, lo que motivó que el propio presidente Chávez declarara, 01 de diciembre 2008, que una “transnacional era sospechosa de los hechos”. El 16 de enero de 2009, el Ministerio Público acusó a Julio César Arguinzonez, trabajador de la empresa Pepsi Cola, como el presunto autor material del asesinato. Familiares de las víctimas y dirigentes de la UNETE-Aragua rechazaron la versión que presentaba el asesinato como un “ajuste de cuentas”. Incluso, trabajadores de la Pepsi Cola testimoniaron que Arguinzonez se encontraba trabajando al momento del asesinato. A pesar que es el único responsabilizado, hasta el día de hoy el juicio se mantiene paralizado.

Gallardo, Hernández y Requena no serían los únicos luchadores por los derechos laborales asesinados por sicariato. El 25 de abril de 2010, también en Aragua, dos sicarios asesinaron al dirigente sindical de la empresa Manpa Jerry Díaz. UNETE Aragua sumaba otros sindicalistas muertos con Luis Delgado, Edraás Vásquez, y Ramiro Ponce, mientras que en el 2007 cayó Carlos Méndez, dirigente sindical merideño, el único homicidio que ha logrado una sentencia condenatoria contra sus responsables.
Seguir leyendo “Sabino Romero: Reto a la impunidad”