Nodos & Redes: Una cayena blanca para Howard Clark

irg_3

Rafael Uzcátegui

01

En Venezuela tenemos un sentido particular del tiempo. Al vivir al filo del vértigo, con acontecimientos y tragedias desarrollándose cada minuto (un asesinato cada media hora para ilustrar ejemplos), rescatar lo que hicimos hace un año parece una tarea titánica. Es por eso que me cuesta recordar cuando conocí a Howard Clark, ese pacifista inglés irreductible, alto y ancho, que hasta la hora de su muerte presidía la red antimilitarista más antigua del mundo. Decidí poner como hito mi foto más antigua con él. Aparecemos almorzando juntos, al aire libre, en el campus de la Universidad Gujarat Vidyapith, fundada por el propio Mahatma Gandhi en el año 1920 para iniciar a la juventud en la lucha pacífica por la independencia del imperio británico. La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) había organizado allí su reunión trienal, bajo el nombre “Vínculos y estrategias: Luchas noviolentas y supervivencia local versus el militarismo global” y yo había asistido como venezolano para intervenir en el  foro “Militarismo y proyectos de desarrollo energético en América latina”. Comíamos la suculenta comida condimentada bajo los árboles, divertidos con la cantidad de monos –un animal sagrado e intocable en la región- que se paseaban a sus anchas por la Universidad y que, de tanto en tanto, tomaban una fruta descuidada en alguna bandeja. Howard aparece haciendo una mueca divertida, con esa simpatía tan suya, y yo celebrándola.

02

El obituario del periódico inglés The Guardian afirmó que Howard era “un pacifista radical y activista por la paz de tiempo completo, organizador e investigador”. Desde 1968 participaba en grupos antimilitaristas, y muchos lo recuerdan como un entusiasta distribuidor del mensuario Peace News. Ayudó a la fundación del grupo Greenpeace Londres –famoso por su largo juicio contra Mc Donald´s-, la Campaña contra el Comercio de Armas y la energía nuclear así como la retirada británica de Irlanda del Norte, por nombrar sólo algunas de una vasta trayectoria. Desde 1985 trabajaba en la oficina londinense de la IRG. 11 años más tarde, se mudaba con su familia a Madrid, sin por eso perder su vínculo con la red cuyas conexiones vinculaban a más de 40 países en la lucha por un mundo sin guerras. En diciembre de 2013 una llamada telefónica nos daba la mala noticia: El Congreso de la IRG en Suráfrica de julio de 2014, con el que Howard estaba tan ilusionado, debía hacerse sin su presencia física. Una parte importante de la memoria de las luchas contra el militarismo en el mundo, también se iban con él.
Seguir leyendo “Nodos & Redes: Una cayena blanca para Howard Clark”

Los principios de la noviolencia

madrid-15m

 

Rafael Uzcátegui

La Internacional de Resistentes a la Guerra es la red antimilitarista y pacifista más antigua del mundo, con sede en Londres e implicada en diferentes luchas a través del tiempo mediante la estrategia de la Noviolencia, inspirada en acciones de visionarios como Gandhi y Luther King. Sus principios sobre los contenidos de su acción noviolenta son inspiradores para cualquier promotor del cambio social. En su “Manual para Campañas Noviolentas”, disponible para descarga gratuita en internet, los enlistan. El primer es “Reconocemos el valor de cada persona: Reconocer la dignidad y humanidad de uno mismo y de los otros. Nos negamos a maltratar a nuestro oponente como si fuera un enemigo”. El segundo “reconocemos que todos tenemos parte de la verdad: nadie la tiene por entero. Nadie está totalmente “en lo cierto”  ni totalmente “equivocado”. Nuestras reuniones, informaciones y acciones deben reflejar este principio”. El siguiente “Las acciones deben enfatizar la apertura para promover la libre comunicación y los procesos democráticos. Trabajamos para que los procesos expresen el “poder con”  y no el “poder sobre” los otros. Todos los que forman parte de una acción deben salir fortalecidos, por lo que se promueven estructuras democráticas (a lo interno y externo) que maximicen la autodeterminación de las personas”. El siguiente es un valor ético de mucha altura: “Nuestros medios (comportamientos y acciones) son coherentes con nuestros fines: afirmación de la vida, oposición a la opresión y búsqueda de la justicia, valoración de cada persona. Nuestra estrategia debe estar basada en este principio: no es posible justificar una “victoria” obtenida a través de métodos violentos ni engañosos”. El quinto expresa una particularidad sensibilidad política: “Estamos dispuestos a sufrir antes que provocar sufrimiento. Este rechazo está basado en el valor de cada persona, una estrategia que atrae atención sobre nuestro compromiso y nuestra causa. No responderemos violentamente si nos atacan. Reconocemos que la cárcel puede ser una consecuencia de nuestras acciones”.

Los valores anteriores son importantes para quienes creen que es necesario el repensar la forma de hacer política entre nosotros con perspectiva en el aumento de la dignidad humana. La polarización ha estrechado nuestro campo perceptivo y ha minimizado la comprensión de las causas estructurales de la crisis, por lo que hemos pasado a considerar la diversidad como un riesgo antes que una oportunidad. Todos los experimentos históricos por imponer una única manera de resolver los dilemas de la vida en sociedad no sólo han sido insuficientes, sino que han aumentado los problemas que en principio deseaba resolver. El debate y el reencuentro necesitan, como precondición, reconocer lo valioso y necesario de los pensamientos ajenos al nuestro. Los conflictos, que siempre existirán debido a las divergencias, siempre existirán. Reconociéndolos en su debida dimensión y complejidad, podremos canalizarlos por mecanismos participativos y democráticos, ajenos a la violencia y la exclusión.

Leo y difundo: Hecho en socialismo – como vaya viniendo vamos viendo

Por Javier Gárate

Las opiniones siempre están polarizadas cuando se trata de Venezuela. El establishment occidental argumenta que existe una dictadura socialista mientras que muchos en la izquierda afirman que una verdadera revolución está teniendo lugar en el país caribeño. Las denuncias de Chávez frente a las intervenciones militares del norte, su oposición retórica a la globalización capitalista y el hecho que haya sobrevivido una intentona golpista, hace que la mayoría de los movimientos contra la guerra en el mundo simpaticen con sus ideas. Pero también existe bastante preocupación, frente al culto a la personalidad, al propio autoritarismo de Chávez y su afinidad con otros líderes autoritarios, a una política económica que en realidad está basada en cooperación con empresas transnacionales de petróleo, y sobre todo para nosotros — en la IRG — el mismísimo militarismo que Chávez representa: creación de una milicia uniformada, presencia de oficiales militares como jefes de organizaciones “civiles”, la continua inculcación de una mentalidad de guerra, etc. Por medio de la invitación de PROVEA (organización de Derechos Humanos reconocida internacionalmente) y el colectivo anarquista Periódico El Libertario, en mayo (2011) una delegación de tres personas de la IRG visitó Caracas y también el estado de Lara.

Hecho en socialismo

Al llegar al aeropuerto en Venezuela de inmediato algo se siente diferente, en vez de un cartel de Coca-Cola hay grandes anuncios cayendo del cielo diciendo “Hecho en Socialismo“, presentando todos los logros del actual gobierno venezolano… millones de esto, menos de lo otro, más de esto… algo que es repetido en avisos y afiches por toda la ciudad, de vez en cuando incluyendo una imagen de Chávez tomando en brazos a un bebe o alguna otra escena dirigida a tocar la emociones. Desde el momento de poner pie en el país la palabra socialismo te empieza a ser bombardeada. De alguna forma da gusto el no tener el típico cartel de Coca-Cola, pero al mismo tiempo y mientras más vez estos anuncios, no puedes evitar pensar que en realidad están haciendo lo mismo que Coca-Cola — vendiendo un producto.
Seguir leyendo “Leo y difundo: Hecho en socialismo – como vaya viniendo vamos viendo”

Notas presentacion “La revolucion como espectaculo…” para publico ingles

Esquema:
1) Agradecimientos
2) Sobre la polarización social y política
3) La cultura y economía del petróleo
4) Los movimientos sociales
6) Caso Mijaíl Martínez

1.- Agradecimientos
IRG, Librería Housmans, a los asistentes. A See Sharp Press y Chaz Bufe por la traducción

2.- Sobre la polarización social y política
La mirada internacional sobre la situación de Venezuela tiene muchas similitudes con la manera en que los propios venezolanos y venezolanas entendemos los cambios que han pasado en el país desde el año 1998. Tanto adentro como afuera existen dos versiones: Una afirma que desde el año 1998 Venezuela experimenta una novedosa transición al socialismo, tras la llegada al poder de Hugo Chávez, quien lidera un gobierno que ha atacado tanto al imperialismo como a la burguesía del país, dándole poder a los más pobres. Esta versión se resume en el triunfo de la revolución sobre las fuerzas de la derecha.
Seguir leyendo “Notas presentacion “La revolucion como espectaculo…” para publico ingles”

Acción antimilitarista –y detención- en Suecia: 1) El Consejo


El Consejo

Es el 18 de julio cuando puedo salir rumbo al puerto de Lulea, Suecia, donde comenzará el Consejo Ampliado de la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) como antesala al evento “War Starts Here – Let´s Stop It Here!” (La Guerra comienza aquí, ¡detengámosla aquí!” organizado por la red antimilitarista local OFOG. Como delegado suramericano electo al grupo de los 12 consejeros y consejeras, se espera mi asistencia y aportaciones al funcionamiento de esta red antibélica y pacifista fundada en 1921 en los próximos dos años. La IRG, además de ser una red con vínculos en 43 países, es también una comunidad de amigos y amigas internacionales con valores compartidos. Por ello es agradable encontrar a personas luminosas y sonrisas cálidas, después de un año, tras despedirnos en la conferencia internacional en La India.

Me pierdo el primer día del Consejo, cuando se consensuó la agenda y se rindieron algunos informes regionales de funcionamiento. Tras la ruta Caracas – Madrid – Estocolmo – Lulea, llegó al campamento Sundet a las 8 de la noche, bajo un sol radiante. De entrada digiero que en esta época del año en el norte sueco no existe la noche.

Al día siguiente, tras un desayuno tempranero, comienza la segunda sesión del Consejo. Se informa sobre lo hecho por los dos programas de la IRG (el “Programa de Noviolencia” y el “Programa Rechazar a Matar”), las publicaciones, el trabajo por regiones y el siempre endeble financiamiento de la red. Asimismo la renovación de su presidencia (ahora ejercida por Howard Clark), la pertinencia de mantener la estructura heredada, las divergencias de caminar a medias entre ser una ONG con empleados y sede física (en Londres) y ser una red horizontal que promueve la descentralización y el consenso. La asamblea de treintaytantas personas nos dividimos recurrentemente en grupos de trabajo pequeños, volviendo para las relatorías. Poco tiempo para temas medulares, que siguen acumulándose en el cajón de deudas pendientes.

Se decide sobre la petición de afiliaciones y la realización del Consejo 2012 en Medellín y la Trienal el 2013 en Sudáfrica. Las partes de América Latina reconocemos la crisis en la región, cuando dinámicas y activistas históricos han pasado a otras prioridades y la actividad coordinada es casi nula. Surgen buenas ideas que necesitan una sesión adicional, que nunca hacemos, para desarrollarse. Más entradas al buzón de cartas no enviadas. El seminario se nos viene encima.

Rafael Uzcategui

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reflexionando sobre la protesta en Venezuela

Columna de Provea en Correo del Caroní redactada por Rafael Uzcátegui

Como un avance deben interpretarse las recientes declaraciones de Germán Saltrón, representante de Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el sentido que deberían investigarse por igual las denuncias de violaciones a los derechos humanos perpetradas tanto por la Policía de Barinas como por la Policía de Chacao, sin miramientos del color político del territorio al que pertenezcan. Esta debe ser la actitud de cualquier persona sensible con el respeto de la dignidad de las personas: donde haya una denuncia con fundamento, la misma debe investigarse y sancionarse en igualdad de condiciones. La ideologización de la seguridad ciudadana y el derecho a la integridad de las personas es un peligroso camino que ha demostrado, donde se ha desarrollado, el aumento de los riesgos potenciales a los derechos humanos. Por esta razón nos causó mucha extrañeza la nota de prensa del Consejo General de Policía la cual afirmó, a propósito del Seminario Internacional de Policía Comunal, que “La policía venezolana, en especial los funcionarios y funcionarias dedicados al Servicio de Policía Comunal, deben orientar sus acciones desde los valores e ideología del socialismo democrático”. Sostener esto es, sencillamente, anticonstitucional. Por eso deseamos reconocer, especialmente, la correcta neutralidad expresada por Saltrón.
Seguir leyendo “Reflexionando sobre la protesta en Venezuela”